Deja Felipe de la Cruz la vocería de padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa Foto: Especial

Deja Felipe de la Cruz la vocería de padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Ene 18, 2021

El ex vocero no representa a nuestro movimiento, dicen familiares de los normalistas

Busco llegar al Congreso con la intención de llevar la lucha de los padres a las instituciones, argumenta


Chilpancingo, 17 de enero. El vocero de los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, se separó de la vocería del movimiento social, luego de su registro como precandidato de Morena a diputado federal por la vía plurinominal.

Madres y padres de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014 se deslindaron de Felipe de la Cruz, quien fue su vocero y esta tarde se registró como aspirante a candidato de Morena a diputado federal por la vía plurinominal.

Felipe de la Cruz confirmó que se registró la mañana del día viernes y busca llegar al Congreso de la Unión por la vía plurinominal –aduce- con la intención de llevar el movimiento social y la lucha de los padres de los 43 a las instituciones, toda vez que desde la protesta en las calles y las reuniones al más alto nivel político no han resuelto nada.

“Yo lo estoy viendo desde el sentido de seguir empujando porque no hay nada resuelto todavía, en las calles le hicimos la lucha hasta donde más se pudo, son seis años y meses y no hemos avanzado mucho y creo que ya desde adentro, legislando, buscando la forma de romper todo lo que nos ha llevado el llegar a la verdad y a la justicia, pues a mi manera de ver es la mejor manera de buscarlo”, indicó.

Dijo que aún no sabe si se mantendrá como uno de los voceros del movimiento de los padres de los 43, ya que la decisión será tomada tras reunirse con los padres y madres de los normalistas desaparecidos. Aseguró que ya se reunió con algunos quienes lo respaldaron en su intención de candidatearse como diputado federal por la vía plurinominal.

Sobre las críticas que pudieran resultar de su decisión al ser uno de los voceros del movimiento social más representativo del país, dijo que es respetable el punto de vista de las personas, pero argumentó que a pesar de que hay un “nuevo gobierno” que tiene voluntad y disposición de atender los casos, sigue habiendo pactos de silencio, y su intención es seguir ayudando desde las instituciones.

“Mi posición es el movimiento y la lucha social, mi objetivo es que se haga escuchar la voz que ha quedado en el olvido. Nunca se ha hablado de la afectación a la gente en ninguna de las legislaturas, esa es la idea, y esos crímenes que hemos vivido mucho tiempo no se vuelvan a repetir”, indicó.

Felipe de la Cruz se convirtió en el principal vocero de los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, sin embargo, su hijo es sobreviviente y no forma parte del grupo de los 43. Es egresado de la normal y formó parte de movimientos magisteriales, por lo que fue electo por las víctimas para ser una de las principales voces públicas del movimiento.

Padres de los 43 responden

En un comunicado, los familiares de las víctimas informaron que supieron del registro de Felipe de la Cruz por medios de comunicación y, aunque está en su derecho de participar en el proceso electoral, “es una decisión personal, que no fue compartida ni consultada con nosotros, como padres y madres de los 43”.

Ante las circunstancias, aclararon que Felipe de la Cruz “no representa nuestro movimiento por lo que nos deslindamos de todas las actividades que realice y expresamos que no permitiremos que se utilice la causa de los 43 y nuestro dolor para fines electorales e intereses personales”.

Señalaron que continuarán exigiendo al Gobierno Federal la presentación con vida de sus hijos, así como el esclarecimiento de los hechos y castigo para los responsables materiales e intelectuales del crimen; también se solidarizaron con otras luchas de mujeres y hombres por la justicia.

“Nuestra lucha no está guiada y motivada por razones partidistas o de otra índole que no sea encontrar a nuestros 43 hijos, así como obtener verdad y justicia”, expresaron.

Finalmente,enfatizaron: “Nuestro compromiso de seguir por la lucha desde abajo por la presentación con vida de nuestros hijos y no por cargos públicos y en esa línea nos mantendremos; nos deslindamos de cualquier acción partidista que alguna persona en lo personal realice”.

Luego de estas declaraciones, Felipe de la Cruz agradeció a los familiares de los normalistas desaparecidos la confianza que le tuvieron para ser su vocero los últimos seis años.

“Quiero decirles que la decisión que tomé para participar en otra forma de lucha es para seguir en la misma exigencia de verdad y justicia, castigo a los responsables desde otra trinchera”.

Ante esa situación, Felipe de la Cruz indicó que deja de ser el vocero de los padres y madres de los 43 jóvenes desaparecidos, a fin de no contaminar el movimiento.

“Aclarando que no estoy utilizándolo como bandera para esta intención, únicamente hago uso de un derecho como ciudadano mexicano de participar. Para mí la lucha no termina aquí, la lucha sigue hasta que haya verdad y justicia. La lucha sigue mientras no haya respuesta verdadera, científica y comprobable”.