Mitad de alumnos de nivel medio superior dijo tener problemas durante clases virtuales Foto: Especial

Mitad de alumnos de nivel medio superior dijo tener problemas durante clases virtuales

Escrito por  Héctor Briseño Dic 29, 2020

Asimismo, docentes y padres de familia argumentaron tener insuficiente capacitación

Falta de conectividad y herramientas adecuadas, además de alza de costos de Internet y electricidad


Al menos la mitad de estudiantes del nivel medio superior en México manifestó tener problemas de conectividad, espacios y herramientas apropiadas para recibir clases virtuales, durante la primera parte del ciclo escolar 2020-2021.

Además, siete de cada 10 familias reportó un incremento en el gasto de luz e Internet; 66 por ciento reportó incremento en el gasto de telefonía celular y recargas; y hasta 51 por ciento en impresiones, de acuerdo al estudio Experiencias de las Comunidades Educativas Durante la Contingencia Sanitaria por Covid-19, elaborado por la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación.

En el estudio participaron más de 260 mil personas de todo el país, 3 mil 815 directores, 32 mil 660 docentes, 59 mil 855 padres de familia y 164 mil 604 estudiantes.

En opinión de docentes, 57.4 por ciento de estudiantes no contaban con materiales que requerían las estrategias de la Secretaría de Educación Pública; 56.2 por ciento de sus estudiantes no sabían cómo utilizar las estrategias de las autoridades educativas, el porcentaje se incrementó a 66 por ciento en planteles de muy alta marginación.

Mientras que 56 por ciento de sus estudiantes no tenían computadora, televisión, radio o teléfono celular, el porcentaje aumentó a 66.3 por ciento en planteles de municipios de muy alta marginación.

Por otra parte, 39.5 por ciento de madres y padres reportaron no haber recibido orientación para acompañar el aprendizaje de sus hijos; 19.4 por ciento sí la recibió, pero no fue suficiente. Una tercera parte, 34.4 por ciento consideró que la comunicación entre los docentes y sus hijas e hijos fue insuficiente.

De acuerdo al análisis, no todo el alumnado contó con recursos para realizar actividades educativas en casa. Un 48.9 por ciento de estudiantes careció de libros de consulta; 48 por ciento no contó con una computadora para realizar sus tareas; 47.5 por ciento no tuvo un lugar tranquilo para estudiar; 23.9 por ciento no tenía escritorio o mesa para estudiar; y 12.6 por ciento no tuvo un teléfono celular sólo para ellos. Algunas tareas educativas que representaron dificultades para docentes fueron atender a estudiantes con alguna condición de vulnerabilidad, retroalimentar a sus estudiantes, atender solicitudes de autoridades, tales como formatos o evidencias, brindar apoyo emocional a estudiantes, realizar tareas administrativas, planear y preparar actividades de enseñanza y aprendizaje.

Ante la carencia de Internet, en algunas localidades se entregaron materiales físicos, como antologías, libros, cuadernos de trabajo y guías, desde antes del confinamiento. También se incrementaron gastos para personal de planteles y en los hogares de hasta 70 por ciento en promedio en electricidad; así como en costo de Internet y recargas de saldo de teléfono celular.