Anuncia multas el ayuntamiento de Juan R. Escudero a quien no use cubrebocas Foto: Especial

Anuncia multas el ayuntamiento de Juan R. Escudero a quien no use cubrebocas

Escrito por  Citlal Giles Sánchez y Rodolfo Valadez Luviano Oct 01, 2020

La CDHEG llama a alcaldes a persuadir a pobladores a usarlos antes que multar

La medida, ante el aumento de casos de Covid-19 en el municipio; irán de tres a 10 salarios mínimos


Ante el incremento de contagios de coronavirus que se ha tenido en el estado, y siendo el municipio de Juan R. Escudero, uno de los que ha registrado un aumento de casos, el alcalde advirtió que se sancionará con una multa económica a todas aquellas personas que no usen el cubrebocas.

El alcalde Delfino Terrones Ramírez, mediante un comunicado que circuló en la página oficial del ayuntamiento, informó a los comerciantes, prestadores de servicio, sectores y a la sociedad en general que, el Cabildo y el Comité de Salud Municipal han acordado sancionar a aquellas personas que no hagan uso del cubrebocas.

Se informó que a partir de este miércoles 30 de septiembre, “se sancionará con tres salarios mínimos a toda aquella persona que no utilice cubrebocas de forma adecuada”.

Se agregó que, en el caso de los comerciantes y prestadores de servicios se aplicarán multas de 5 a 10 salarios mínimos por incumplimiento de medidas sanitarias, como la aplicación de gel antibacterial, sanitización de espacios, uso de cubrebocas y sana distancia.

En las últimas horas, el municipio de Tierra Colorada ha tenido un incremento en el número de contagios y casos activos, pues apenas el lunes tenía 10 casos activos, lo que colocaba al municipio en el lugar 10 a nivel estatal. Sin embargo, un día después, es decir, este martes, subió hasta el quinto lugar, pues tuvo un incremento de seis casos, haciendo un total de 16.

Persuadir antes que multar, exhorta la CDHEG

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno, llamó a los presidentes municipales del estado para que apuesten por mejorar sus medidas de persuasión para que la población use cubrebocas, en vez de aprobar otro tipo de acciones ilegales, como multar a la gente que no lo use, como recientemente avalaron los miembros del Cabildo del municipio de Juan R. Escudero.

Dijo que aunque la intención demuestra que las autoridades están atentos al tema y pendientes de preservar la salud de la población, en la toma de decisiones tiene que procurarse no caer en una ilegalidad, pues cualquier sanción económica que aprueben debe estar sustentada en alguna norma, y hasta ahora no existe en el mundo una norma aplicable a la pandemia porque es un asunto que no se había presentado en ese nivel.

Sugirió que los ayuntamientos, en vez de aplicar sanciones a los pobladores, entreguen mejor cubrebocas a la gente, adquiridos con el erario público, y abundó que los gobernantes deben tener en cuenta también las posibilidades económicas de la gente para adquirir diariamente un cubrebocas, porque hay personas que carecen de recursos para hacerlo a diario y sería ilegal que por no traer un objeto de ese tipo reciba una sanción económica, cuando además, según la información del sector salud, la vida de un cubrebocas es de aproximadamente cinco horas, lo que representa tener que adquirir al menos dos diariamente, y hay personas que no pueden hacerlo.

Por ello, exhortó a los miembros de los Cabildos a que reflexionen y se hagan asesorar por expertos médicos que les indiquen qué medidas sanitarias son más efectivas y alertó que aplicar sanciones podría originar la reacción violenta de alguien y generar acciones violentas en perjuicio de la misma población, “lo que esperamos no suceda en Guerrero”, apuntó.

Semanas atrás aseguró que los ayuntamientos que empleen medidas para obligar a los pobladores a respetar las recomendaciones preventivas para evitar contagios de Covid-19, violan los derechos constitucionales de las personas, y sus autoridades podrían ser sancionadas legal y jurídicamente.

Navarrete Magdaleno insistió en llamar a las autoridades de los municipios a trabajar en su capacidad de persuadir a las personas para que éstas entiendan que usar las medidas preventivas es en beneficio de ellas y de sus familias, en vez de decretar otro tipo de medidas.