Con métodos alternativos, docentes de La Montaña suplen carencias tecnológicas Foto: Salvador Cisneros Silva

Con métodos alternativos, docentes de La Montaña suplen carencias tecnológicas

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Sep 14, 2020

Otro problema es que 70% de padres no saben leer ni escribir


Metlatónoc, 13 de septiembre. Aunque la situación es difícil, los profesores de La Montaña alta están haciendo métodos alternativos de enseñanza ante la falta de acceso a las tecnologías de las familias indígenas de los pueblos más rezagados, resaltó el profesor na savi Leonel Rivera.

Han pasado tres semanas desde el inicio del ciclo escolar Aprende en Casa II, y para los maestros y alumnos de los pueblos indígenas no ha sido fácil, la falta de acceso a las tecnologías, Internet o televisión ha impedido que las clases iniciaran oportunamente.

El maestro indígena Leonel Rivera y otros profesores de las zonas escolares de los municipios de Metlatónoc y Cochoapa el Grande, han tenido que buscar estrategias para lograr que sus alumnos puedan avanzar en su aprendizaje educativo, ante el rezago social y económico que presenta la mayoría de las familias.

Desde la primera semana, Leonel y sus compañeros han acudido a sus centros de trabajo para entregar a los padres de familia trabajos para que los niños puedan trabajar desde sus casas.

Pero otro problema, es que 70 por ciento de los padres de familia no saben leer ni escribir, lo que dificulta aún más el que los niños puedan tener un apoyo de sus padres en el desarrollo de sus trabajos. “No solamente tenemos casos de que sus padres no saben leer ni escribir, también tenemos casos de familias jornaleras, que se van en busca de trabajo y dejan a sus niños a cargo de sus abuelos o sus tíos, y es aún más difícil que ellos puedan apoyarlos a realizar sus tareas; por nuestra parte tratamos de explicarles lo más que podemos a los padres de familia para que aunque no sepan leer o escribir tengan una noción de las tareas que deben realizar sus hijos”, explicó.

Leonel Rivera detalló que los trabajos se entregaron los primeros días del inicio del ciclo escolar y se acordó que se estarán revisando 15 días después, además de entregar nuevas tareas o actividades que los niños deben hacer. “Sin duda, los niños de las comunidades más rezagadas siempre son los más afectados por el tema social y económico de las familias, pero nosotros como docentes estamos esforzándonos para que nuestros alumnos puedan continuar con su aprendizaje de nivel preescolar y primaria”, indicó.