Difícil, cambiar el uso de fertilizantes artificiales por orgánicos: ambientalistas Foto: Especial

Difícil, cambiar el uso de fertilizantes artificiales por orgánicos: ambientalistas

Escrito por  Patricia Rumbo Ago 07, 2020

Ecologistas opinaron que el abono orgánico sí es el insumo correcto, pero que será difícil erradicar la práctica neoliberal del uso de fertilizantes artificiales entre los campesinos después de varias décadas en las que el sistema los indujera a acelerar la producción de las cosechas con este elemento que en Guerrero se aplica en 50 por ciento del territorio, tras exhibirse las diferencias entre los titulares de Medio Ambiente y Agricultura del gobierno federal.

Integrantes de la organización Guerreros Verdes y activistas independientes por la conservación de la naturaleza, expusieron este jueves que debe desinstalarse la cultura que fomentaron los gobiernos pasados cuidado las afectaciones económicas de quienes generan alimentos para todos “para que haya comida en las mesas y no se sigan causando daños a la salud pública con los cancerígenos”.

En su página oficial, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) emitió un pronunciamiento en el que desconoce los términos del anteproyecto de decreto presidencial sobre el uso del plaguicida que envió la Secretaría de Agricultura (Sader) a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) y le pide una disculpa pública por haber incluido en éste el nombre de Víctor Toledo Mazur, titular de Medio Ambiente, sin su consentimiento.

El vocero del grupo, Rubén Vázquez Fragoso, indicó que como promotores de los derechos de la tierra han pasado muchos años pidiendo la eliminación del herbicida y que con la crisis sanitaria se espera que las decisiones de las dependencias responsables de hacer la renovación consideren también que la opción responda a la demanda lo mejor posible.

La Sader envió a la Conamer un proyecto de decreto en el que se establecen las acciones que deberán realizar las instituciones para programar y coordinar estudios técnicos necesarios que permitan determinar la seguridad del químico glifosato, un agente químico cancerígeno.

Vázquez Fragoso reconoció que en la actual administración nada queda oculto, todo se expone y que la prioridad dejó de tener una buena apariencia, y se volvió a cambiar las causas del subdesarrollo.

En el documento propuesto se señala que una vez que haya conclusiones de los estudios, se originarán reformas a ordenamientos jurídicos que establezcan el uso adecuado o la prohibición del glifosato como sustancia activa, además de que se promoverá ante los agricultores el uso de otras sustancias y se invertirá en la tecnología necesaria que permita tanto el relevo como el mantenimiento de los niveles productivos para lograr la autosuficiencia alimentaria.

Rubén Vázquez dijo que “las modificaciones resultan difíciles de aceptar, porque los beneficios o bien dicho la reparación del daño, son a largo plazo, esto nunca pasaba entre dos secretarios de estado por el glifosato, las secretarías se pronunciaban siempre de acuerdo, es un avance la transparencia y que se llegue a acuerdos sensibles lo más pronto posible por salud”.

La Semarnat por su parte suspendió importaciones de glifosato y ha planteado la eliminación de su uso para 2024.

De acuerdo con el Consejo Nacional Agropecuario, 50 por ciento del glifosato se utiliza en el sur-sureste del país y la prohibición de su uso sin alternativas implicaría dejar de producir más de 76 mil millones de pesos, teniendo mayor impacto en cultivos de maíz, caña de azúcar, jitomate, frijol y trigo.