Imprimir esta página
A dos días de la reapertura, el mar de fondo le destruyó su negocio en la playa Foto: Rodolfo Valadez Luviano

A dos días de la reapertura, el mar de fondo le destruyó su negocio en la playa

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Jul 03, 2020

La prestadora de servicios turísticos Olivia Chávez pide ayuda a las autoridades para reparar su local en Cayaquitos, de Tecpan


Tecpan, 2 de julio. A dos días de reabrir su restaurante, el cual cerró hace más de tres meses por la contingencia sanitaria contra el Covid-19, en la playa Cayaquitos de Tecpan, el alto oleaje generado por el fenómeno de mar de fondo destruyó por completo su negocio, por lo que Olivia Chávez Valencia se quedó, literalmente, en la calle.

El mar arrastró sillas, mesas, trastes de cocina y derribó la ramada que es el único modo de supervivencia de la mujer, quien asegura que durante la contingencia jamás llegó la ayuda del gobierno federal para los turisteros de Tecpan.

La afectada es miembro de la Asociación de Hoteles y Restaurantes Bahías de Papanoa, cuyos socios, en respaldo a las autoridades estatales, decidieron cerrar sus establecimientos desde que comenzó la contingencia para evitar contagios de coronavirus en esa zona del municipio.

Sin negocio y sin dinero para reconstruirlo, la turistera, en entrevista, aseguró que se encuentra en una situación muy difícil, por lo que llamó a las autoridades municipales, estatales y federales para que le ayuden con recursos económicos para regresar al trabajo, ahora que inició la nueva normalidad.

Guillermo Catalán Martínez, presidente de la asociación, dijo que la mujer es madre soltera sin ningún tipo de apoyo gubernamental, por lo que apremió a las autoridades para que ayuden a la empresaria, “porque francamente se quedó sin nada y con necesidad de sacar adelante a sus hijas”, asentó.

Agregó que el mar de fondo solamente destruyó el restaurante de la mujer, y ocasionó daños menores a otros negocios ubicados en la orilla de las playas de Puerto Vicente Guerrero y Ojo de Agua, cuyos propietarios esperan la ayuda de las autoridades, la que, sin embargo, “se ve difícil que llegue porque el presidente quitó el Fondo de Desastres Naturales (Fonden)”, apuntó.

El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que el miércoles Guerrero pasó de estar en el semáforo de riesgo por contagios de Covid-19 de color rojo a naranja, por lo que a partir de este jueves podrán reiniciar las actividades económicas.

Hoy, en los medios de comunicación fue publicado el decreto en el que las autoridades estatales indican cuales son los negocios y lugares que regresan a la normalidad pero de forma gradual y con apego a las medidas sanitarias para prevenir contagios, ya que esa situación mantiene a Guerrero en los primeros lugares a nivel nacional en número de casos positivos de coronavirus, sobre todo por las cifras que arrojan ciudades como Acapulco, Iguala, Taxco y Chilpancingo.