Imprimir esta página
Demandan pobladores de 10 comunidades más cocinas comunitarias en Acapulco Foto: Raúl Aguirre

Demandan pobladores de 10 comunidades más cocinas comunitarias en Acapulco

Escrito por  Héctor Briseño y Salvador Cisneros Silva May 29, 2020

Condena Tlachinollan la violación a los derechos de jornaleros


En Acapulco, unos 60 habitantes procedentes de diferentes colonias de Acapulco, marcharon la mañana del jueves del Asta Bandera, frente al parque Papagayo, con rumbo al palacio municipal, en la avenida Cuauhtémoc.

Procedentes de Metlapil, La Frontera y La Venta, además de 10 comunidades, los manifestantes reprocharon que la ayuda alimenticia no ha llegado a los sitios más lejanos del municipio, y se necesita instalar más cocinas comunitarias.

En representación de los inconformes, el profesor Arturo Guerrero Caballero, sostuvo que “se necesita hacer una planeación seria y responsable. Estamos pidiendo ayuda, ellos ya tienen la lista de beneficiarios. Ahora queremos el mecanismo para que entreguen las despensas directamente a los afectados, yo no quiero nada para mí”.

Guerrero Caballero manifestó que “vamos a solicitar 3 mil despensas y ocho comedores populares para las localidades”.

Advirtió que “en Metlapil la gente no tiene agua para tomar, la mujeres van a acarrear el agua a varios kilómetros. Eso es un golpe a la moral, a los sentimientos del pueblo”.

Guerrero Caballero insistió que la pandemia va a crear problemas emocionales en los niños y en los adultos.

Expresó que “vamos a luchar para no morirnos. El pueblo se debe organizar, cuando los políticos y candidatos vayan en campaña a las colonias, vamos a cobrarles la factura”.

El portavoz de lo que llamó resistencia de los pobres, recalcó que “esto es una pandemia, es una crisis mundial, las personas tienen una necesidad urgente. Que no vendan el pollo, que lo regalen. Lo que entregan las cocinas no es suficiente.”

Una vez en el palacio municipal, los afectados recibieron despensas por parte de autoridades.

Registran la salida de casi 2500 jornaleros de La Montaña

En Tlapa, el centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan condenó la evidente  violación de sus derechos que siguen pasando  los jornaleros agrícolas y sus familias, y el difícil acceso a la salud  que garantice la atención necesaria ante un posible contagio por Covid-19.

Según en el último conteo, Tlachinollan y el Consejo de Jornaleros Agricolas de La Montaña registraron la salida de casi 2500 jornaleros entre finales de febrero al 20 de mayo.

Paulino Rodriguez de Tlachinollan subrayo que la escases de alimentos por la pandemia del Coronavirus ha obligado a muchas familias a tener que migrar de manera urgente para ir en busca de alguna fuente de empleo, siendo los estados de Chihuahua, Baja California, Zacatecas y Michoacán los principales destinos.

Mencionó que los municipios de Cochoapa el Grande, Metlatonoc y Tlapa son los que han generado esta ola de migración que generó la pandemia del Covid-19.

Tlachinollan dio a conocer que entre abril y mayo, han fallecido tres niños y niñas de seis meses, cinco y ocho años, originarios del estado de Guerrero, dos perdieron la vida al ser atropellados y uno al caer de una camioneta, los hechos ocurrieron en Sinaloa y Guanajuato.

“Sus muertes son el resultado de falta de acciones públicas coordinadas y de protección integral para las infancias insertas en contextos de migración laboral”, aseguró Abel Barrera.

El centro de Derechos Humanos de La Montaña hizo un llamado a las autoridades estatales y federales a reforzar la información sobre las medidas implementadas por las autoridades en relación con la pandemia por Covid-19, basados en el contexto multicultural de la población jornalera en México, principalmente su lengua materna.

Otra necesidad urgente, es que se debe garantizar el derecho de los jornaleros a la salud y a la seguridad social, a través del acceso gratuito de las personas jornaleras y sus familias a los servicios de salud, la asistencia médica, a las pruebas del Covid-19; medicamentos, insumos y tratamiento, libres de todo tipo de discriminación.