En Ometepec, pese a la amenaza la gente sigue con sus pachangas, señala sacerdote Foto: Misael Damián

En Ometepec, pese a la amenaza la gente sigue con sus pachangas, señala sacerdote

Escrito por  Misael Damián y Raymundo Ruiz Avilés May 29, 2020

Habitantes de Taxco mantienen un relajamiento sin importar la emergencia sanitaria

El Covid-19 está cobrando vidas humanas en el mundo, lamenta monseñor Rafael Cortez Gaspar


En Ometepec, a pesar que la amenaza del coronavirus Covid-19 está cobrando vidas humanas en el mundo la gente sigue en sus fiestas, cuando quieran pedir perdón ya no habrá perdón para nadie, porque habrán indignado a Dios, dijo el monseñor, Rafael Cortez Gaspar en la capilla de la Señora de Fátima antes de iniciar la procesión con el Santísimo Sacramento por las principales calles de Ometepec.

En el vídeo de la procesión que circula en redes sociales, el líder católico enfatiza que, “la intención de esto es precisamente pedir perdón a Dios por todas las faltas de la humanidad, o las que hemos cometido, torpezas, pedirle perdón Dios para que levante el castigo, porque esto es un castigo”, es un manifiesto de alerta, expresó por micrófono.

Agregó que lo que está pasando no es solo local o estatal, sino mundial, “es una cosa mundial, y en serio, lo que pasa, como en el antiguo testamento ¿No? Está la amenaza y los bailes y las pachangas siguen”, y que cuando la gente se hinque y diga: “Dios perdóname” ya no habrá perdón, “ya no hay perdón, entonces tendremos a un Dios indignado”.

Y prosigue: “Ahorita pues, las pachangas siguen como siempre, su prédica falsa siguen como siempre, eso solamente Dios lo puede convertir, pero pidamos también por ellos para que alcancen perdón”, no vaya ser que por el silencio de los fieles los vaya a castigar, manifestó.

El recorrido se llevó a cabo en las principales calles de la ciudad, en cada esquina el sacerdote que iba en la camioneta bendecía las calles con el Santísimo Sacramento, en todo el recorrido se vio a familias salirse de sus casas y se hincaban para recibir la bendición sacramental.

En las esquinas de las calles mucha gente se arrodillaba, algunos alzando las manos pedían perdón a Dios, otros agachaban la cabeza y rezaban.

Taxqueños no utilizan el cubrebocas: Salud municipal

En Taxco, a tres días de que concluya la Jornada Nacional de Sana Distancia en México por la pandemia del Covid-19, las calles de la ciudad de Taxco se han visto cada vez más concurridas por transeúntes quienes mantienen un relajamiento sin importar la emergencia sanitaria que aún está, como también lo reconoció el titular de los Servicios Municipales de Salud local, Carlos Guerra Álvarez.

El funcionario municipal se quejó que la jornada esté a días de que termine, y los casos positivos de Covid-19 en Taxco continúen. Además de que muchas personas no quieren aceptar que la enfermedad existe, por eso están saliendo a las calles.

“Otras personas ante la falta de recursos económicos se ven obligadas a salir para buscar la forma de adquirir un ingreso y llevarlo a su familia y se entiende, pero hay otra parte que está saliendo sin necesidad sin importar la pandemia, y es el sector que más está violando las restricciones de la sana distancia y poniendo en riesgo al resto de la población”.

Aseguró que en el mercado municipal Tetitlán, se ha visto la presencia de muchas personas, algunas que nada tienen que hacer; no llevan cubrebocas y no respetan las medidas que se han tomado.

En las principales calles de Tax co, cada día hay un mayor número de personas que han relajado las medidas, y se han decidido a salir. Muchas de ellas no utilizan el cubrebocas y en el transporte público a pesar de que hay acuerdos entre los mismos líderes de utilizar el cubrebocas como obligación, algunos conductores no lo hacen, o bien lo traen en la barbilla o colgados en el parabrisas.

En la entrada a la central de abastos, también hay aglomeración de las personas, y en cuanto a la movilidad de vehículos, la carga en la avenida de Los Plateros se visto más pesada por la presencia de coches en gran proporción.

Las calles también hay notoriedad de turismo nacional y de personas que van disfrutando de la calle, con todo y el decreto federal de la sana distancia y la emergencia sanitaria.

También algunos negocios no esenciales han reabierto sus puertas o algunos mantienen solo una pestaña de la puerta para empezar a recibir a la clientela.