Imprimir esta página
Advierten académicos que la violencia no disminuye en el país durante la pandemia Foto: Especial

Advierten académicos que la violencia no disminuye en el país durante la pandemia

Escrito por  Héctor Briseño May 15, 2020

Académicos advirtieron que durante la emergencia sanitaria decretada en el contexto de la pandemia del Covid-19, no han disminuido los índices de violencia en el país. Por el contrario, expresaron que se han detectado nuevos procesos y modalidades de ejercer violencia en espacios que antes no se tenía previsto, al mismo tiempo que se han visibilizado otros que permanecían ocultos.

Catedráticos de diferentes instituciones participaron, integrantes de la Red Latinoamericana de Estudios Subnacionales, en el foro virtual Estudio de las violencias ante el Covid-19, escenarios emergentes, convocado por la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro).

El investigador y académico Alberto Espejel Espinoza, de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales unidad Acatlán, de la UNAM, recordó que el pasado 20 de abril fueron cometidos 100 homicidios en México, lo que representó el día más violento del año.

Asimismo, indicó que en marzo fueron presentadas 20 mil denuncias por casos de violencia intrafamiliar.

Advirtió que fenómenos de violencia se reproducen en redes sociales, que se han convertido en espacio para ejercer violencia y apelar el odio contra ciertos sectores, como vendedores ambulantes y personas liberadas que fueron beneficiadas por la Ley de Amnistía.

Espejel Espinoza expresó que “el fenómeno de la violencia se ha perpetuado o se ha materializado en ámbitos donde antes pasaba desapercibido”, y mencionó que la contingencia sanitaria por el Covid-19 ha generado cambios en las pautas de comportamiento social y económico.

Anticipó que las instituciones se pondrán a prueba y las dinámicas sociales serán trastocadas profundamente.

Por su parte, Evelyn Mejía Carrasco, consultora independiente y profesora del Claustro de Sor Juana, propuso la importancia de generar nuevas herramientas y estrategias para recopilar información, y de esta forma llevar un registro del daño que provocan las diferentes violencias, ante la nueva realidad que impone el Covid-19 a la sociedad, en el que se ha perdido el contacto cara a cara.

Recalcó que la paz no existirá mientras no haya justicia social, y se mantengan las desigualdades entre grupos.

Mejía Carrasco dijo que es necesario que la violencia y sus diferentes expresiones sea desplazada por procesos de restauración, de construcción, confianza y reformulación de las relaciones de diferentes sectores, incluida la participación de las fuerzas armadas.

Lourdes Sánchez Gómez, investigadora del Centro de Investigaciones Sociales y docente de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, resaltó que en las últimas semanas se han manifestado procesos de violencia en estudiantes del nivel básico en sus hogares, debido a la presión que resienten padres de familia, que han ocasionado más regaños, y que la escuela representaba también un refugio para los menores.

Gabino Solano Ramírez, catedrático de la UAGro, enfatizó sobre los códigos de comuniación y teóricos que impone la nueva realidad.

Anticipó que “las nuevas formas de socialización van a cambiar”, y señaló que hay que estudiar nuevas formas de abordar las construcciones sociales.