Marchan en Chilpancingo familiares de policía estatal acusado de homicidio Foto: Dassaev Téllez Adame

Marchan en Chilpancingo familiares de policía estatal acusado de homicidio

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Abr 03, 2020

Demandan a la FGE un proceso justo para Gatica Vargas; señalan irregularidades


Chilpancingo, 2 de abril. Veinte personas, familiares del policía estatal Édgar Gatica Vargas, quien es acusado del homicidio de uno de sus compañeros del Grupo Jaguar de la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSP), marcharon en Chilpancingo para exigir y justicia y proceso justo a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Durante la marcha, su esposa explicó que hay irregularidades en el caso, debido a que el día y la hora en que ocurrió dicho homicidio su esposo Édgar ya se encontraba de descanso en su casa, y los señalamientos obedecen a lo que declaró un presunto testigo.

Recordó que el homicidio perpetrado con arma blanca, ocurrió la tarde del 11 de marzo, en un andador del fraccionamiento Servidor Agrario de Chilpancingo, cerca de las 5 de la tarde.

Por ello, explicó que hay irregularidades en el caso, debido a que el día y la hora en que ocurrió el homicidio su esposo Édgar ya se encontraba de descanso en su casa.

Explicó que el día de los hechos, Édgar, junto con sus compañeros, habían regresado del municipio de Petatlán, en la región Costa Grande, lugar donde estaban adscritos, a Acapulco y de ahí hacia Chilpancingo.

Del puerto se vinieron en taxi y llegó directo a su casa; dijo que ese día, después del homicidio, llegaron a su casa dos patrullas de la Policía Estatal, quienes le informaron que era por su seguridad, aunque desde ese momento ya no le permitieron salir de su domicilio.

Ese mismo día, le dijeron que era necesario que acudiera a un interrogatorio con el subsecretario, que llevara puesto su uniforme, en el transcurso que acudió a las oficinas, regresaron a su domicilio otros elementos que exigieron se le entregara su ropa, en específico querían un pantalón de mezclilla.

Posteriormente se dieron cuenta, que eso fue lo que declaró el presunto testigo, “que el asesino del elemento iba con un pantalón de mezclilla”, siendo que Édgar había llegado a su casa con una bermuda azul cielo, relató la esposa. A su esposo, dijo, lo mantuvieron en su domicilio hasta el domingo 14 de marzo, y ese día finalmente se lo llevaron detenido, se llevó a cabo la primera audiencia y esa misma noche fue ingresado al Centro de Reinserción Social de Chilpancingo.

La familia sólo pide justicia y un proceso apegado a la ley, que se agoten las instancias correspondientes, se le permita una legítima defensa y se le respeten sus derechos humanos, pues consideran que está detenido de manera injusta.