Imprimir esta página
La mora, por falta de recursos, no de sensibilidad: Adela Román Foto: Raúl Sendic García

La mora, por falta de recursos, no de sensibilidad: Adela Román

Escrito por  Abigail Perezcano Dic 10, 2019

La alcaldesa de Acapulco, Adela Roman Ocampo, manifestó que no es por falta de sensibilidad, sino por falta de recursos, la falta de pagos a la deuda que tiene el municipio con el Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Issspeg).

Enfatizó que es una mujer sensible y comprometida con la clase trabajadora, pero “el problema es la falta de recursos”.

En declaraciones a reporteros, señaló que con el paro que pretenden instalar este martes los trabajadores agremiados al Suspeg, para exigir que se pague al Issspeg, no ganarán nada más que afectar a terceros.

Reconoció que el director general del Issspeg, Jesús Urióstegui Alarcón, ha tenido paciencia y consideración al ayuntamiento, “pero si vienen a tomar las instalaciones, no se gana absolutamente nada; si vienen a bloquear las calles, lo único que van a crear es problemas, a afectar las garantías constitucionales de otros ciudadanos”.

“En una ocasión platicábamos (con Jesús Uriostegui), y decía que había hasta cárcel si no pagábamos, y le dije ‘pues me voy a ir a la cárcel’; pero si yo me voy a la cárcel, el que llegue en mi lugar se va a ir a la cárcel también. Pero él no lo decía en tono amenazante, sino en que hay acciones fuertes en contra de la autoridad que no pague; pero si nosotros nos negáramos a pagar por insensibilidad, por irresponsabilidad, pues yo estaría de acuerdo en que me dijeran insensible, pero no es insensibilidad, es falta de recursos”, insistió.

A pregunta expresa, explicó que con el préstamo bancario de 200 millones de pesos que solicitó el ayuntamiento no se puede abonar a la deuda con el Issspeg porque ese dinero es sólo para pagar aguinaldos y salarios de los trabajadores.

Sobre si había dialogado con los dirigentes del Suspeg para evitar el paro laboral, comentó que ayer quedó en platicar con ellos.

Por otra parte, Adela Román informó que ayer hizo un recorrido por las playas de Caleta y Caletilla, donde encontró que el área donde se ubica el Mágico Mundo Marino “es un lugar que da vergüenza que lo vean los turistas” porque “está convertido en un basurero”.

Adelantó que el próximo viernes se reunirá con el secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, a quien le pedirá que sea impulsor para que se arregle esa parte de Acapulco.