Hay un plan específico para pacificar la Tierra Caliente de los tres estados: Iglesia Foto: Especial

Hay un plan específico para pacificar la Tierra Caliente de los tres estados: Iglesia

Escrito por  Jesús Pintor Jul 09, 2019

Añorve, alcaldes y funcionario del estado acuden a recibir al nuevo obispo de Altamirano


Pungarato, 8 de julio. Se tiene un plan específico de la Iglesia que consiste en pacificar a la Tierra Caliente de los tres estados, asentaron los obispos que acompañaron en el recibimiento del nuevo obispo de Ciudad Altamirano, Joel Ocampo Orostieta.

Y es que entre otros temas, se tiene secuestrada la canasta básica, expuso Raúl Vera López, obispo de Saltillo, y añadió que están trabajando para recuperar la tranquilidad en una Tierra Caliente que ha padecido sinsabores.

El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, expuso la importancia del trabajo de la Guardia Nacional y pidió al gobierno federal que la hiciera trabajar correctamente, un asunto que se logra con verdaderas ganas de hacer de un país en desarrollo y un compromiso cierto con la sociedad.

Vera López expuso, no obstante, que el crimen por la fuerza no se acaba, por lo que se deben armar estrategias que tengan que ver con la recuperación de valores y un realce a la familia como núcleo formador de una sociedad que busca el progreso anhelado y un desarrollo que debe ser prioridad para un gobierno de izquierda.

El trabajo debe ser conjunto con la diócesis de Ciudad Altamirano, añadió Salvador Rangel, obispo de Chilapa-Chilpancingo y encargado de Ciudad Altamirano por un año y dos meses, tiempo en el que la cabecera de Pungarabato se mantuvo sin representante religioso tras la salida de Maximino Martínez Miranda.

Joel Ocampo Orostieta fue recibido por ciudadanos calentanos, desde el puente que une a Michoacán y el estado de Guerrero, caminaron por la avenida Lázaro Cárdenas hasta la glorieta a los Héroes, donde lo recibieron alcaldes y el senador Manuel Añorve Baños.

El director general de Asuntos Religiosos del estado, Ramón Alonso Ramírez, quien acudió en nombre del gobernador Héctor Astudillo Flores, expresó que Guerrero necesitaba a Joel Ocampo Orostieta, por lo que aplaudía el hecho de que se hubiera integrado en la lucha de paz en un lugar con mucha fe en Dios.