Vigente, su carrera política a pesar de señalamientos en su contra: Evodio Foto: Raúl Aguirre

Vigente, su carrera política a pesar de señalamientos en su contra: Evodio

Escrito por  Héctor Briseño May 07, 2019

Afirma el ex alcalde que es un perseguido político porque intentaron “cortarle las alas”


El ex alcalde Evodio Velázquez Aguirre subrayó que su carrera política se mantiene vigente y sentenció que los señalamientos de adversarios realizados al concluir su administración al frente de Acapulco son de carácter mediático, porque tuvieron la intención de “cortarle las alas, desprestigiarlo y lincharlo políticamente”, lo cual calificó de “guerrillas que se empezaron a construir en su contra, por considerarlo incómodo”.

En entrevista con representantes de diferentes medios de comunicación, Velázquez Aguirre recalcó que durante su gestión (2015-2018), su objetivo fue construir un municipio con visión de futuro, para lo cual, enfatizó, tres años no son suficientes. Ante ello, admitió que su gobierno tuvo aciertos y deficiencias.

Sostuvo que se trata de un perseguido político, al mencionar que “así se le denomina a quien le fraguaron, en su momento como alcalde, una campaña mediática de señalamientos, que ahora, siete meses después de concluir la administración, se caen muchos de estos argumentos”.

El ex edil puntualizó que “aquí estamos, dando la cara, hablando de frente, diciendo lo que pasó en mi gobierno”, y explicó que por prudencia, decidió hacerlo poco más de siete meses después de concluir su gestión, por medio de videos en redes sociales personales, en los que ha tocado temas como las finanzas municipales, su situación patrimonial, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), y la seguridad.

El ex presidente municipal de extracción perredista puntualizó que desde que inició su administración, dio a conocer su declaración patrimonial y la Tres de Tres, la cual es pública y se encuentra disponible en los portales de transparencia correspondientes.

En relación con el amparo que solicitó horas después de dejar la presidencia municipal, Velázquez Aguirre sostuvo que “es un documento legal que no debe espantar a nadie, el amparo se resolvió sin tener ningún procedimiento en mi contra, fueron más de 60 instancias las que entregaron sus informes pormenorizados e hicieron saber que no había solo un procedimiento”.

En cuanto al faltante de armas en la Secretaría de Seguridad Pública, insistió en que se trata de 21 de 300 que fueron reportadas como perdidas en la corporación, por lo cual existen procedimientos abiertos ante la Fiscalía General del Estado, y recordó que existe una cadena de mando y resguardo, más allá de su responsabilidad como primera autoridad municipal.

En cuanto a la crisis financiera en Capama, Velázquez Aguirre indicó que este lunes publicó un video en redes sociales para explicar su versión.

Sostuvo que “Capama ha sido una de las formas de golpearme fuertemente y al gobierno”, y señaló que no él no era responsable de las finanzas del organismo, del cual encabezaba el consejo de administración, que se integra por representantes de otras dependencias.

Velázquez Aguirre sintetizó que la Capama tiene un déficit histórico de más de mil millones de pesos, y una situación compleja en pagos por el derecho del agua, a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a provedores, por lo cual su gobierno decidió mantener al director de Capama de la anterior administración, con quien se trabajó en una estrategia de rescate integral de la paramunicipal.

Sin embargo, el ex alcalde de Acapulco esgrimió que “la Capama está quebrada desde hace 15 años, tiene un déficit mensual de arriba de los 17 millones de pesos; se necesitan 55 millones de pesos para poder salvaguardar los gastos operativos y de la nómina, solamente se recaudaban 37 millones de pesos, había un déficit que tenía que absorber el gobierno municipal y el estatal”.

Velázquez Aguirre detalló que la mensualidad que la Capama pagaba a la CFE fue incrementada a raíz de la reforma energética, de entre 8 y 11 millones de pesos a casi 20 millones de pesos, lo que resultó impagable, por lo que se solicitó un amparo que ocasionó la suspensión del pago durante más de un año, cuya vigencia se prolongó hasta el principio de la actual administración.

Aseguró que durante el tiempo que existió el amparo, se pagaron algunos conceptos, pero el pasivo se hizo más grande.

Por último, Velázquez Aguirre manifestó que “vamos a seguir adelante, mi vida política no la he parado, tengo una fuerza política que representamos con muchos compañeros en el estado y en el país”.

Sentenció que “hoy el PRD vive, existe en Guerrero, tiene muchas condiciones de seguir adelante. En Guerrero hay una fuerza muy importante, con todo y el tsunami de la pasada elección con Andrés Manuel López Obrador, a quien le hicimos campaña durante 15 años, era ilógico que muchos perredistas fueran, con su convicción democrática, y al equivocarse el PRD al ir a la derecha, lógicamente muchos caminaron hacia apoyar el cambio que fortalecimos durante muchos años, pero 2021 será otra cosa”.