Imprimir esta página
Instituciones siguen poniendo trabas a matrimonios igualitarios: CDHEG Foto: Tomada del Facebook

Instituciones siguen poniendo trabas a matrimonios igualitarios: CDHEG

Escrito por  Patricia Rumbo Abr 23, 2019

Guerrero, a la cola en la toma de decisiones sobre derechos humanos: Lara Figueroa

Aunque ya cambiaron sus protocolos, IMSS e Isssste exigen acta de matrimonio o de concubinato


La delegada de la Comisión de los Derechos Humanos del estado (CDHEG) en Acapulco y próxima reina de la marcha de la diversidad sexual 2019, Fanny Ruth Lara Figueroa, declaró que Guerrero siempre ha sido de los últimos estados en tomar decisiones sobre derechos humanos y que se espera el consenso del Congreso local para otorgar a la comunidad LGBTTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual) el acceso al matrimonio igualitario con la modificación del Código Civil.

Lara Figueroa dijo que la Comisión, como órgano defensor de los derechos humanos, siempre estará a favor de la comunidad diversa, porque los integrantes tienen la condición de personas, que es el único requisito para acceder a todos los servicios del Estado.

Negó que exista alguna recomendación de la CDHEG a los legisladores para agilizar la autorización del matrimonio entre parejas del mismo sexo en la entidad, que requiere el cambio del Código Civil para llevar a cabo la celebración del contrato social.

“Los legisladores son representantes, tienen que escuchar a todas las partes; todos los actores han comparecido a exponer sus razones a favor y en contra: las iglesias y la comunidad LGBTTTI; la Comisión ha estado ahí, representada por nuestro delegado estatal, Ramón Navarrete Magdaleno, para conseguir el consenso”, dijo.

La delegada explicó que la Suprema Corte de Justicia ya determinó que el casamiento homosexual es legal en todo México, pero que los estados ahora deben hacer lo que les corresponde.

Ejemplificó que Querétaro, que se encuentra entre las entidades más conservadoras del país, aprobó ya la paridad de derechos entre homosexuales y heterosexuales, mientras Guerrero, que muestra la imagen de una sociedad liberada, siempre ha sido de los últimos estados en dar el sí a las garantías básicas.

“Guerrero fue de los últimos estados en aprobar la Alerta de Género, quizá porque el Congreso o los diputados analizan a profundidad cada tema; en mayo próximo se deliberará sobre el matrimonio igualitario, y la CDHEG se pronunciará oportunamente de acuerdo al resultado; no podemos adelantarnos; es como adelantarse anunciando que quizá se violen los derechos, algo que no ha pasado”, explicó.

Dijo que la parte más importante es la certeza jurídica, porque da pie a la vida sin desventaja, atención médica o procesos de herencias, que requieren un desgaste económico extra.

Puso como ejemplo que el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) y el Issste (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado) han cambiado sus protocolos, pero el requisito para dar de alta a un esposo o a un concubino sigue siendo el aval del acta de matrimonio o acta de concubinato; sin este título no hay acceso al servicio de salud normal o de urgencia.

“Es verdad que las instituciones de salud o los juzgados ya conocen que estas personas son sujetas de derecho como todos, pero en la realidad deben presentar un acta de matrimonio para hacerlo valer; es un desgaste mayor para ellos pagar un notario en el caso de herencias o salir de Guerrero para ir a casarse a otro lugar más avanzado en derechos”.

Puntualizó que en el escenario están los grupos a favor y en contra de la legislación, pero que ya externado el proyecto, agotando las comparecencias entre los involucrados, la decisión debe tomarse bajo el marco jurídico y no moralista, sino libre de prejuicios.

Sobre su participación en el desfile anual de la comunidad de la diversidad sexual, que se llevará a cabo el próximo sábado 27 de abril a las 4 de la tarde, del Centro de Convenciones Acapulco (CIA), en dirección a la playa Tamarindos, expresó: “no soy transexual, ni homosexual; soy una mujer que está definida; acepté ser la reina gay como persona porque represento a un organismo inclusivo y siempre he apoyado a la comunidad”.

Convocó a la población heterosexual de Acapulco a apoyar el reconocimiento de los derechos humanos de las personas, hombres o mujeres, sin considerar las preferencias privadas.