Finaliza la FGR excavaciones en el ex cuartel de Atoyac sin resultados

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Abr 15, 2019

Familiares de desaparecidos adelantan que buscarán por su propia cuenta


Atoyac, 14 de abril. El secretario ejecutivo de la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Víctimas de Violación de Derechos Humanos en México (Afadem), Julio Mata Montiel, informó que los peritos de la Fiscalía General de la República (FGR) finalizaron los trabajos de excavación dentro del ex cuartel militar de Atoyac, en busca del paradero del luchador social Rosendo Radilla Pacheco, y advirtió que ante la falta de voluntad política de las autoridades del Estado mexicano para investigar o llamar a declarar a los militares que estuvieron en ese municipio en la década de 1970, los familiares de los desaparecidos consideran efectuar ellos mismos la búsqueda de sus seres queridos tal y como actualmente lo realizan otras organizaciones sociales.

“No descartamos hacer lo mismo que iniciaron los miembros de las más de 50 organizaciones de familiares en el país que por su cuenta comenzaron la búsqueda de sus seres queridos, en estados como Veracruz, Sonora, Sinaloa, Michoacán, y recientemente en Guerrero –en Huitzuco e Iguala–, porque ven que las autoridades no hacen nada, a pesar de que haya sentencias de organismos internacionales”, reprochó el activista.

Agregó que durante el tiempo en que se realizaron las excavaciones en Atoyac, los miembros de Afadem, junto con los activistas de Brigadas Internacionales de Paz, llevaron a cabo visitas a hospitales, escuelas e iglesias para dar a conocer lo que sucedió en Atoyac durante la llamada guerra sucia, con el fin de rescatar la memoria histórica y que se conozca la verdad.

En entrevista, dijo que hay tristeza entre los familiares porque se habían creado, de nueva cuenta, expectativas de encontrar rastros que los lleven a dar con el paradero de sus seres queridos, pero añadió que estos sostienen su llamado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que ordene que se llame a declarar a los militares que estuvieron en Atoyac durante los años 70, para conocer la verdad de lo que ocurrió durante la guerra sucia y así dar con el paradero de sus seres queridos, “porque ellos son los que saben dónde están”.