Buscar víctimas de la guerra sucia es dar palos de ciego, protesta la Afadem Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Buscar víctimas de la guerra sucia es dar palos de ciego, protesta la Afadem

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano y Redacción Abr 03, 2019

Las excavaciones en el ex cuartel militar de Atoyac no se basan en investigaciones

Considera que deben llamar a declarar a todos los soldados, generales y hasta al ex presidente Echeverría


Atoyac, 2 de abril. “Buscar y excavar como se hace actualmente dentro del ex cuartel militar de Atoyac es como dar palos de ciego o buscar una aguja en un pajar”, considera el secretario ejecutivo de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos Víctimas de Violación de Derechos Humanos en México (Afadem), Julio Mata Montiel.

La búsqueda no se basa en una investigación propiamente realizada sino que los trabajos se realizan sólo por los testimonios de los familiares que afirman que sus seres queridos fueron sepultados en la instalación militar, asentó el activista, en referencia a la guerra sucia.

Asentó que las cosas serían más fáciles si se transparentan los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de aquella época, y que se llamara a declarar a todos los militares, soldados rasos, generales y hasta al ex presidente Luis Echeverría, porque ellos saben lo que ocurrió en Atoyac en aquella época, lo que no sucederá porque es evidente que no hay voluntad política para esclarecer el caso, afirmó.

A 9 días de que fueron reanudadas las excavaciones dentro del ex cuartel militar, sólo se han encontrado restos de balas percutidas y pedazos de telas, lo que, sin embargo, afirmó Mata Montiel, no causa desánimo en los familiares, quienes continúan con la esperanza de encontrar a sus seres queridos.

Sostuvo que en México no existe investigación, ya que lo que se hace hoy en día en Atoyac es gracias a que fue emitida una sentencia por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coidh), para dar con el paradero del luchador social Rosendo Radilla Pacheco, la cual, a 10 años de que fue emitida aún no se cumple puntualmente, porque el Estado Mexicano hace como que cumple sin que lo haga realmente, sólo para aparentar que acata la condena.

Mientras tanto, los familiares continúan con la esperanza y las expectativas puestas en los resultados de las excavaciones que se realizan en el ex cuartel militar, en espera de que la voluntad política surja en las nuevas autoridades federales.