Se trabaja para transformar la vida pública del país, insiste López Obrador Foto: Rubén Vázquez Santiago

Se trabaja para transformar la vida pública del país, insiste López Obrador

Escrito por  Héctor Briseño Mar 23, 2019

Crecer al 4% en el actual sexenio es un reto, dice el presidente a los banqueros

En 36 años la economía ha estado estancada; no hay empleos y así no puede haber paz, manifiesta


El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, insistió que se trabaja en transformar la vida pública del país.

Manifestó que “vamos a conseguir entre todos, con la suma de voluntades, con imaginación, con esfuerzo, el renacimiento de México, lo tenemos que hacer juntos, tenemos que hacerlo con ese propósito”.

Al participar en la clausura de la 82 Convención Nacional Bancaria en el hotel Princess de la zona Diamante, López Obrador sostuvo que se trabaja en un nuevo paradigma para que la situación mejore en el país, al señalar que es notorio y obvio que no ha habido buenos resultados con la política económica aplicada los últimos años.

En los últimos 36 años la economía ha estado estancada, advirtió, pues en términos reales el crecimiento anual de 2 por ciento no representa una mejora real, pues no hay empleos ni bienestar, por lo que no puede haber paz ni tranquilidad.

Convocó a los asistentes a iniciar una etapa nueva llamada post neoliberalismo, la cual tenga como eje principal el desterrar del país la corrupción, pues nada más ha dañado al país que la deshonestidad de sus gobernantes, lo cual, puntualizó que es la causa principal de la desigualdad económica y social.

Aunado al combate a la corrupción y la impunidad, y un plan de austeridad, los cuales señaló como los pilares de la nueva etapa del país.

López Obrador se llevó aplausos al comprometerse a no afectar los equilibrios macroeconómicos del país, así como a no endeudarlo.

Recordó que hubo años en que se creció al 6 y 7 por ciento, sin inflación.

López Obrador expresó que crecer al 4 por ciento en el actual sexenio representa un reto.

Para ello, enfatizó que se necesita la participación de todos los sectores de la economía. Se requiere inversión privada, extranjera y sector social, con lo que México puede crecer y consegir que haya bienestar para todos los mexicanos.

López Obrador señaló que se tiene previsto incentivar el capital semilla para alentar la participación privada.

También exhortó a banqueros del país a reducir las tasas de interés, ampliar sus servicios a otras zonas de la República y disminuir el cobro por remesas que se envían del extranjero.

Manifestó que “vamos a conseguir entre todos, con la suma de voluntades, con imaginación, con esfuerzo, el renacimiento de México, lo tenemos que hacer juntos, tenemos que hacerlo con ese propósito”.

Al participar en la clausura de la 82 Convención Nacional Bancaria en el hotel Princess de la zona Diamante, López Obrador sostuvo que se trabaja en un nuevo paradigma para que la situación mejore en el país, al señalar que es notorio y obvio que no ha habido buenos resultados con la política económica aplicada los últimos años.

En los últimos 36 años la economía ha estado estancada, advirtió, pues en términos reales el crecimiento anual de 2 por ciento no representa una mejora real, pues no hay empleos ni bienestar, por lo que no puede haber paz ni tranquilidad.

Convocó a los asistentes a iniciar una etapa nueva llamada post neoliberalismo, la cual tenga como eje principal el desterrar del país la corrupción, pues nada más ha dañado al país que la deshonestidad de sus gobernantes, lo cual, puntualizó que es la causa principal de la desigualdad económica y social.

López Obrador se llevó aplausos al comprometerse a no afectar los equilibrios macroeconómicos del país, así como a no endeudarlo.

Recordó que hubo años en que se creció al 6 y 7 por ciento, sin inflación.

López Obrador expresó que crecer al 4 por ciento en el actual sexenio representa un reto.

Para ello, enfatizó que se necesita la participación de todos los sectores de la economía. Se requiere inversión privada, extranjera y sector social, con lo que México puede crecer y consegir que haya bienestar para todos los mexicanos.

También exhortó a banqueros del país a reducir las tasas de interés, ampliar sus servicios a otras zonas de la República y disminuir el cobro por remesas que se envían del extranjero.

En su mensaje, López Obrador adelantó que el próximo año entregará un reconocimiento a la institución crediticia que disminuya sus costos por las remesas que envían los connacionales que se encuentran en Estados Unidos, lo cual fue recibido con aplausos.

Se comprometió a ser respetuoso de la autonomía del Banco de México.

López Obrador sostuvo que con su política de austeridad, se lograrán ahorros importantes que serán suficientes para no aumentar impuestos ni crear nuevos, e indicó que con eso se tendrá lo suficiente para tener finanzas públicas sanas y no endeudar al país.

También pidió a los presentes ampliar servicios bancarios en el país, con mejores telecomunicaciones, para lo cual se comprometió a llevar internet a más zonas del país, para aumentar los índices de inclusión financiera.

“Se puede atender la disminución de comisiones no con leyes; que los bancos se regulen con los bancos, con un elemento clave en la economía, que es la competencia”, enfatizó el presidente, quien planteó que bancos ofrezcan mejores servicios y compitan por más clientes.

En el acto, Luis Niño de Rivera tomó protesta como nuevo presidente de la Asociación Nacional de Bancos de México (ANBM), en sustitución de Marcos Martínez Gavica, por un periodo de tres años.

En su intervención, Niño de Rivera, reconoció que la banca está insatisfecha porque no ha cumplido con la prosperidad incluyente.

Expresó que “el sistema bancario anhela en seguir contribuyendo en un México próspero e incluyente”, y se comprometió a llevar servicios financieros a todos los municipios del país en la actual administración.

Niño de Rivera anunció que habrá cero cobro de comisiones para todas las cuentas digitales y anticipó que ante las autoridades financieras del país, se realizarán planteamientos concretos para una nueva regulación.

Previamente el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías,  recalcó que el sector bancario mexicano es un pilar estratégico, y representa un socio importante, tanto para el desarrollo económico, el crecimiento de las empresas, y el alcance y consolidación de políticas públicas.

Para alcanzar la meta del gobierno de un crecimiento sostenido, subrayó Urzúa, es fundamental el sistema financiero.

Advirtió que la incertidumbre es el signo de los tiempos actuales.

Recordó que Estados Unidos y China representan el 40 por ciento de la producción mundial, por lo que las tensiones comerciales entre ambos países influyen en el resto del mundo.

El presidente saliente de la ANBM, Marcos Martínez Gavica, explicó que durante varios meses institutuciones bancarias privadas y el Banco de México han trabajado en la Plataforma Cobro Digital (Codi), la cual representa la transformación radical del sistema de pagos, facilita transacciones, elimina intermediarios, y facilitará el acceso de más mexicanos al sistema financiero, lo cual facilitará también la dispersión de apoyos sociales.

Martínez Gavica adelantó que dicha plataforma estará lista en septiembre próximo, y mientras tanto se efectúan pruebas en 29 bancos.