Imprimir esta página
“Acapulco tiene futuro”, afirma la presidenta Adela Román Foto: Raúl Aguirre

“Acapulco tiene futuro”, afirma la presidenta Adela Román

Escrito por  Héctor Briseño Mar 22, 2019

A días de cumplir 6 meses en el cargo, hoy recibe al Presidente en el puerto

Adelanta la alcaldesa porteña que se pondrá en marcha un plan de reingeniería administrativa

Reitera que encontró un municipio endeudado, oscuro, inseguro y rehén de la delincuencia


“Acapulco tiene futuro”, recalcó la presidenta municipal Adela Román Ocampo, en la víspera de la primera visita de Andrés Manuel López Obrador al puerto como presidente de la República, hoy viernes 22 de marzo.

Entrevistada en la oficina de Presidencia, a unos días de cumplir seis meses al frente de la administración municipal, el próximo 31 de marzo, Román Ocampo sintetizó que el nuevo gobierno emanado de Morena encontró un Acapulco endeudado, como líder nacional en pasivos, en la oscuridad, inseguro, rehén de grupos delincuenciales y, sobre todo, sucio.

Sin embargo, la presidenta municipal sentenció que en Acapulco sí se puede hablar de cuarta transformación, premisa adoptada por el actual gobierno federal desde la campaña.

Subrayó que “se está trabajando, de pronto escuchamos voces inconformes, pero no es otra cosa que la respuesta de hacer las cosas por el bien de la colectividad, se afectan intereses de particulares”.

Para superar la problemática de la administración, Román Ocampo adelantó que se pondrá en marcha un plan de reingeniería administrativa, pues se encontró una nómina obesa y desequilibrada, con más de 8 mil trabajadores.

Asimismo, indicó que recursos del gobierno federal contribuirán a paliar la crisis económica y sus consecuencias.

Indicó que presidentes municipales de todo el país se están organizando para plantear al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías, una serie de necesidades que se requiere atender para salir adelante.

De igual forma, enfatizó que comenzaron a aumentar ingresos municipales, a raíz del cobro de permisos y licencias, entre otras acciones que no se realizaba de forma adecuada.

Román Ocampo señaló que “por ser Acapulco una de las ciudades más vulnerables del país, hay una inversión de más de 500 millones de pesos para rescate urbano y legalización de la tenencia de la tierra”.

Añadió que por estar entre las 17 ciudades con mayor vulnerabilidad en seguridad pública, también hay un incremento de recursos en dicho rubro, con lo cual se compensa el decremento registrado a raíz del subejercicio de recursos ocasionado por la mala administración en el manejo del programa del Fortalecimiento para la Seguridad.

La entrevista con la presidenta municipal transcurre entre reuniones de trabajo con ediles y funcionarios, horas después de sostener un encuentro donde abordó temas de seguridad con representación de los tres órdenes de gobierno, mientras se afinan detalles de la recepción de López Obrador y la organización de la Convención Bancaria, la cual concluye este viernes.

–¿Cómo fueron los primeros días de la administración?

–Encontré una administración llena de problemas, económicos, financieros, demandas de acredores, un Acapulco sucio, muy sucio, con alerta sanitaria, el primer día recolectamos mil 900 toneladas de basura, ese día participaron particulares, gente con sus vehículos, con camiones de volteo, con el ánimo de ayudarnos a mejorar Acapulco. A estas alturas hemos recolectado 200 mil toneladas de basura nada más en el área de saneamiento básico, lo que nos habla también de un problema cultural, que requiere de participación ciudadana para mantener una ciudad limpia; el servicio que hemos dado, si no es de excelencia, por lo menos ha mejorado en una gran proporción.

–¿Hablaba usted de oscuridad?

–Encontramos un Acapulco oscuro, cuando hablo de oscuridad hablo de delincuencia también, encontramos lugares donde no querían que pusiéramos lámparas, no permitían que se pusiera la luz, había 3 mil lámparas que estaban en buenas condiciones, no permitían que iluminaran, hoy están funcionando, reparamos 12 mil 500 lámparas y eso revela que hay luz en lugares que no había en Acapulco, a estas alturas las cosas han mejorado en muchas áreas.

–¿Había muchas deudas en la administración?

–En 2015 la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) tenía una deuda de 98 millones de pesos; para 2018 eran más de 500 millones de pesos, es una deuda que he denominado impagable, no nada más en Acapulco, son los ayuntamientos de todo el país, pero con la característica única de que Acapulco es el deudor más grande de la Comisión Federal de Electricidad a nivel nacional. En Capama hay una deuda en laudos de 70 millones de pesos, además de los acredores, provedores.

–¿Hay esperanza en Acapulco?

–Yo creo que sí, tan hay esperanza y las cosas van mejorado, que en materia de seguridad disminuyó 31.5 por ciento en relación con febrero de 2018, tenemos días en que no hay muertes violentas, solo que por accidentes, la policía municipal sí actúa contra la delincuencia, como no se hacía en otras administraciones. Se está actuando de otra manera, la gente lo puede palpar, hay colonias donde había retenes de delincuentes, la gente no podía llegar a cualquier hora a su colonia, hoy además de que está organizada su colonia, hay operativos del Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz en Acapulco, los cuales inhiben al delincuente.

–¿Se puede hablar de cuarta transformación?

–Considero que sí, considero que en Acapulco sí podemos hablar de la cuarta transformación, ¿por qué?, Andrés Manuel dice no robar, no mentir, no traicionar; estamos siendo muy cuidadosos de que la administración sea lo más transparente posible, que los recursos se utilicen para lo que son, tan se está utilizando el recurso público adecuadamente, que pudimos pagar hace unos días todo el adeudo del año pasado a Infonavit, el cual no cubrió el ex alcalde Evodio Velázquez, trabajadores de base no tenían derecho a pedir apoyos para la ampliación de su vivienda, nos exentaron 100 por ciento multas y recargos, pagamos 16 millones de pesos.

–¿Qué hace falta por hacer?

–Estamos haciendo obras de infraestructura, con el recurso que nos llegó en los últimos tres meses de 2018, obras que ya estaban proyectadas, autorizadas, hay en varios lugares, en el centro de la ciudad, el área del Parazal, todas esas obras que estaban abandonadas; pudimos arreglar la costera vieja, que es una vía importante que nos ayuda a desahogar la Costera.

–¿Qué hace falta por apuntalar?

–Estamos haciendo una ingeniería administrativa muy importante, encontramos áreas saturadas de trabajadores, y otras áreas que son operativas y no contaban con suficiente personal, para agosto terminaremos de armar esa parte de la administración, operaban oficinas sin techo financiero, se crearon instituciones sin el presupuesto adecuado para que desarrollaran sus actividades. No es fácil la reingeniería administrativa, tiene que haber reglamentos, manuales de operación, que cada área sepa lo que tiene que hacer, pues en este momento no existe.

Por último, Román Ocampo sostuvo que “Acapulco tiene futuro porque tiene un gobierno muy comprometido con la sociedad, que quiere hacer bien las cosas, que está poniendo su mayor y mejor empeño”.