Se ha dado “un pequeño repunte” en hechos violentos en Acapulco: comandante militar Foto: Tomada del Facebook

Se ha dado “un pequeño repunte” en hechos violentos en Acapulco: comandante militar

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Oct 24, 2018

Se busca crear el Grupo de Coordinación Especial de Acapulco, indica

Preside Juan Manuel Rico la destrucción de 948 armas, en el 50 Batallón de Infantería, en Chilpancingo


Chilpancingo, 23 de octubre. El comandante de la novena Región Militar, Juan Manuel Rico Gámez consideró que se ha dado “un pequeño repunte” en hechos violentos en Acapulco en donde se buscará crear el Grupo de Coordinación Especial de Acapulco, dio a conocer que ya ha habido acercamientos con la alcaldesa, Adela Román Ocampo, para la creación de ese grupo el cual servirá para trabajar en coordinación y para atender con mayor especificación a la población acapulqueña.

En entrevista, luego del evento de destrucción de armas al interior del 50 batallón de infantería en Chilpancingo, dio a conocer que en las últimas fechas ha sostenido, como responsable del Ejército mexicano en Guerrero, con la presidente municipal de Acapulco, para tratar de crear el Grupo de Coordinación Especial de Acapulco (GCEA), con el fin de trabajar en manera coordinada con el municipio y sus agentes policiacos.

Teniendo así una mayor atención a la ciudadanía del puerto más importante del país.

Dijo que esto se da por el creciente índice delictivo, el cual ha repuntado en las últimas semanas, y también ha que no se ha podido conformar el grupo de policías municipales del puerto.

Los cuales deben de ser firmes y con principios institucionales, por lo que se debe aprovechar el cambio de autoridades municipales para crear un grupo concreto de policías, los cuales, verdaderamente, deberán de cumplir y hacer valer su deber preventivo.

Aseguró que él no tiene el poder ni puede garantizar que los grupos de policías municipales del estado tengan vínculos a los grupos delincuenciales o asegurar su perfecto funcionamiento.

Pero esta también es una de las causas por el cual se busca crear el GCEA, ya que él está esmerándose para hacer un trabajo coordinado con las autoridades municipales.

Puntualizó que en estos momentos se tiene el conocimiento de que son al menos cuatro grupos delincuenciales los que se están peleando el control por Acapulco, sin dar más detalles al respecto.

En cuanto al tema de seguridad en las escuelas de Acapulco, Rico Gámez, dijo que el Ejército mexicano mantiene la vigilancia en, al menos, 250 instituciones educativas, pero tampoco quiso entrar en detalles de cuantos elementos participan en este despliegue de seguridad.

Por lo que se le cuestionó si este tipo de operativo se podría replicar en otras partes del estado, de los que se tienen considerados como focos rojos, mencionó que esto no sería correcto, ya que los guerrerenses deben de buscar las condiciones de paz para vivir, dado que “en Guerrero los habitantes se alteran muy rápido y esto genera problemas”.

Aseguró que ante esto, los problemas o conflictos personales son llevados a un nivel mucho mayor.

Antes de finalizar, también se le cuestionó sobre los intentos de secuestros que se dieron la semana pasada en los planteles de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), ubicados en Acapulco, el comandante de la novena región militar, explicó que es un tema que le corresponde atender a la autoridad municipal, pero que ellos no se deslindaran de apoyarlos, tan es así que ya se tienen desplegados militares en esas escuelas.

Destrucción de armas

El comandante de la novena región militar, Juan Manuel Rico Gámez, asistió y presidió la destrucción de 948 armas, esto en la explanada del 50 Batallón de Infantería, el cual se encuentra ubicado al interior de la 35 zona militar en Chilpancingo.

En ese lugar el comandante de esta zona militar, José Francisco Terán Valle, durante su discurso, dijo que estas armas son parte de los decomisos que se le hace a los grupos delincuenciales y otras más entregadas de manera voluntaria en los programas de canje o encontradas durante los despliegues operativos.

Detalló que de las 948 destruidas, 268 son Armas largas y 680 Armas cortas.

En dicho evento también estuvieron presentes representantes del Congreso local, del Gobierno del estado, de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y de la octava Región Naval.

Dicha destrucción también se hizo en presencia de estudiantes del Colegio de Bachilleres y del Conalep, quienes, al finalizar el acto protocolario, también participaron en la destrucción del armamento.