El incremento delictivo, mensaje para mi gobierno: Adela Román Foto: Urbano Valencia

El incremento delictivo, mensaje para mi gobierno: Adela Román

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Oct 24, 2018

“Si piensan que esto va a inhibir el trabajo del gobierno, están equivocados”, replica


El incremento en los hechos violentos de los últimos días en Acapulco es un claro mensaje de la delincuencia para su gobierno, expresó la alcaldesa Adela Román Ocampo; sin embargo, dijo que no por ello dejará de actuar en materia de seguridad y advirtió que irá al origen del problema.

La alcaldesa expresó que no tiene miedo, pero pidió a los ciudadanos “mantenerse con todas las precauciones”.

Román Ocampo señaló que, no obstante, la delincuencia en Acapulco no ha logrado infundir miedo a la gente, pues ésta sale, va a trabajar, disfruta, y comentó que hay una medición según la cual en Cancún es mayor la percepción del miedo que en Acapulco.

Dijo que lo que está sucediendo en el puerto –dos ataques, con un muerto y dos heridos en dos días en el Zócalo; desaparición y asesinatos de mujeres, restos humanos tirados en Ejido y Calle 9– “es algo que duele, que consterna como autoridad, como ser humano, como mujer”, y expresó que el gobierno a su cargo está haciendo lo que le corresponde.

“No me cabe la menor duda que estos hechos son un mensaje hacia mi gobierno de la delincuencia en Acapulco; pero si piensan que esto va a inhibir el trabajo del gobierno, están equivocados”, dijo.

–Si reconoce esto, ¿tiene temor? –le preguntó una reportera.

–No tengo temor; solamente le pido a la sociedad que nos mantengamos con todas las precauciones; el gobierno municipal es muy responsable de esta área de seguridad en la parte que le toca, y que el Grupo Guerrero y el de Coordinación Acapulco vamos a estar muy atentos. Ustedes van a verlo. Esto no es de la noche a la mañana. Es que la inseguridad pública tiene sus orígenes que ustedes conocen perfectamente. Entonces vámonos paulatinamente, pero vámonos seguros.

Abordada al asistir a la inauguración de un seminario de derechos humanos impartido a alcaldes y regidores del estado, Román Ocampo reiteró que si en Acapulco hay pobreza urbana extrema, “tenemos que irnos al origen de esa causa, generando empleos, economía solidaria, organizando a la gente, creando espacios para que vendan sus productos los que vienen del campo, dando todas las facilidades para que la gente pueda llevar a sus hogares el pan de cada día de manera limpia, de manera transparente”.

Recordó que hace 20 años en su colonia la gente se organizó cuadra por cuadra para inhibir a la delincuencia, y consideró que es necesario que exista esta organización, que los vecinos se organicen, que tengan una chicharra y la hagan sonar en caso de que exista algún motivo de alarma. “Es organización vecinal, organización ciudadana, de la mano con el gobierno”, acotó.

Sin embargo, dijo, “no obstante esta situación, tan dramática, tan difícil, la gente no tiene miedo de salir a la calle, y eso es bueno, porque lo que quieren es inhibir el deseo de la gente de distraerse, porque tienen derecho. Entonces, hasta este momento la delincuencia no ha logrado infundir miedo en la gente. Hay el temor natural de todo ser humano”.