Imprimir esta página
Instalan en Acapulco el sistema municipal para prevenir la violencia contra mujeres Foto: Raúl Aguirre

Instalan en Acapulco el sistema municipal para prevenir la violencia contra mujeres

Escrito por  Héctor Briseño Oct 20, 2018

Activistas alertan sobre el riesgo que enfrentan diariamente cuando salen a las calles

Llevaremos la alerta de género hasta las últimas consecuencias, afirma la alcaldesa Adela Román


“Llevaremos la alerta de género hasta las últimas consecuencias”, subrayó la alcaldesa Adela Román Ocampo, durante la instalación del sistema municipal para prevenir, atender y sancionar la violencia contra las mujeres, el viernes a mediodía en la sala de cabildos.

Activistas y representantes de organizaciones sociales alertaron sobre el riesgo que enfrentan diariamente mujeres de todas las edades cuando salen a las calles, por lo que urgieron a autoridades municipales y estatales a tomar medidas urgentes y efectivas, para evitar más violencia contra las féminas en el municipio.

En lo que va de octubre, al menos cinco mujeres han sido asesinadas en diferentes hechos en Acapulco. Mientras que organizaciones como Guerrero 43, señala que 11 féminas han desaparecido en el puerto este mes; y en horas recientes, cinco alumnas de la Universidad Autónoma de Guerrero estuvieron a punto de ser raptadas, de acuerdo a declaraciones del rector Javier Saldaña Almazán.

Cristal Rebollar, del colectivo Caminando Juntas, recalcó que “vivimos en estado de emergencia todas las mujeres. Nos están matando, nos están levantando, nos están desapareciendo”.

Planteó la necesidad de implementar normas de movilidad específicas para mujeres en la ciudad y periferia, como establecer sitios de taxis seguros, botones de pánico, así como obras de alumbrado público en la zona de hospitales.

Enfatizó que es necesario contar con una policía de género, con personal capacitado para atender a mujeres agredidas, quienes proporcionen atención emocional y médica.

Lamentó que “las mujeres tenemos miedo de ir a trabajar, el sistema de seguridad está rebasado. Todos los días nos están desapareciendo”, insistió.

Rosa María Gómez Saavedra, miembro de la Red de incidencia y seguimiento de la alerta de género en Acapulco, manifestó que ante hechos de violencia que se han presentado, la declaratoria de alerta de género debe ser verdaderamente una medida de emergencia y realizar las acciones de urgencia necesarias.

Para ello, Gómez Saavedra indicó que es necesario que la Fiscalía General del Estado (FGE) aplique en realidad el Protocolo Alba y la alerta Amber, y que la alcaldesa asigne recursos para el funcionamiento del sistema de atención y prevención de violencia contra las mujeres, para garantizar el cumplimiento de los objetivos del sistema.

Expresó: “que el programa emergente reactive los cinco centros de atención a mujeres víctimas de violencia en las colonias Jardín, Progreso, Renacimiento, Zapata y Centro, y se debe equipar y fortalecer el albergue de mujeres que han sufrido violencia”.

Ante todo, conminó a autoridades a cumplir con la recomendación y visibilizar el mensaje de cero tolerancia a violencia de género en el transporte y sitios públicos.

Frida Hernández, de Mujeres jóvenes feministas de Guerrero, señaló que se debe terminar con la impunidad y sancionar a los ministerios públicos que no cumplan su tarea de recibir denuncias de mujeres víctimas de violencia o desaparición.

Puntualizó que es urgente la colocación de alumbrado en zona de hospitales y de unidades académicas de la Universidad Autónoma de Guerrero.

La activista Viridiana Gutiérrez advirtió que “hay en el código penal una piedra enorme para que mujeres puedan acceder a aborto legal, dentro de instalaciones del sector salud, se requiere que mujeres que sufrieron violación sean atendidas”.

En su intervención, la alcaldesa Adela Román mencionó que “estamos ante una situación que nos pone en emergencia; Acapulco tiene el más alto índice extrema urbana en el país, los problemas se fueron acumulando, se vive una crisis extremadamente difícil”.

Ante dicho panorama, señaló que mujeres y niñas son las principales víctimas en una sociedad en busca de sobrevivir, que se va deshumanizando.

Sin embargo, la presidenta municipal sentenció que tiene un compromiso fundamental contra la violencia contra las mujeres.

Aseveró que “asumimos nuestro compromiso de contribuir al esclarecimiento de casos de violencia contra las mujeres”, e insistió que “necesitamos que la FGE haga su trabajo y actúe en consecuencia, que quede atrás el móvil de cada delito, que no se diga que es pasional o delincuencia organizada”.

Entre las medidas propuestas por la administración municipal se encuentran tomar medidas urgentes en cada ámbito de competencia, como reforzar el área de atención psicológica, mejorar servicios públicos urbanos, como la pavimentación, limpieza, poda de montes y alumbrado público.

Además de elaborar un presupuesto con visión transversal, implementar capacitación de personal de salud, preparar una policía de género, trabajar en la recuperación de espacios públicos, llevar a cabo una campaña de comunicación social en contra de violencia contra mujeres y niñas, y dotar de recursos para que los programas planteados se lleven a cano, además de impartir talleres de sensibilización.