Los organizadores del foro sobre violencia, inexpertos, critica organización de víctimas Foto: Rubén Vázquez Santiago

Los organizadores del foro sobre violencia, inexpertos, critica organización de víctimas

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Sep 03, 2018

Quieren que los deudos les digan cómo está el país, y estos buscan respuestas, señala

No lograron la meta de obtener información de los familiares; no les preguntaron: Julia Alonso


La coordinadora en Guerrero de la organización Ciencia Forense Ciudadana, Julia Alonso Carbajal, señaló que el foro Escucha, sobre pacificación y reconciliación, que se llevó a cabo en Acapulco la semana pasada, en realidad solo sirvió para lucimiento de algunos de sus organizadores, pero dijo que en la práctica no sólo no se logró el objetivo de obtener información de las víctimas, pues ni siquiera se les repartió el cuestionario oficial de este programa, sino que ni se les escuchó, porque expresamente se les dijo que durante las mesas –a las que no se permitió el acceso a la prensa– no hicieran catarsis, sino sólo se dedicaran a presentar propuestas.

Alonso señaló que lo que los organizadores ven como catarsis, las víctimas lo ven como una exposición necesaria que significa: “te voy a decir cuál es mi problema, a ver si lo resuelves”.

Criticó que el problema es que los organizadores son gente de la Universidad Loyola del Pacífico y del clero, inexpertas en el tema de los desaparecidos y víctimas de la violencia, y más ligadas a cuestiones religiosas.

En el foro desarrollado en este puerto el martes de la semana pasada hubo primero un acto inaugural y luego mesas de trabajo, a las que ya no se permitió el acceso a la prensa.

En entrevista, Alonso Carbajal dijo que está bien que se hagan estos eventos, porque al nuevo gobierno le permite saber cómo está la presión social en cada estado o región, pero descartó que realmente sea de utilidad. Mencionó que, por ejemplo, hay dos cuestionarios que deben llenarse, uno por la gente que ha sido víctima o familiar directa de víctimas de la violencia, y otra por ciudadanos que se dedican a la lucha social y la sociedad en general.

Desorganización

Sin embargo, en el acto ni se pudieron presentar esos cuestionarios porque no había. “Esa es la consulta en realidad, porque lo que se vio el martes fue una plenaria donde se vio una plenaria” con un acto de inauguración donde hablan unas personas, y luego las mesas de trabajo.

“Lo que yo observé en Guerrero es que terminan aplastando y separando a las víctimas, y entran otros actores sociales, porque no es lo mismo lo que vimos de los sectores marginados que vienen para pedir recursos y los problemas que tienen en sus comunidades y la inseguridad que se sufre en todos los sectores sociales, con los que ya fueron víctimas de la violencia. Está como revuelto, desde mi punto de vista, porque para hacer una consulta no son dos horas o tres; se necesita hacerlo de una manera más concienzuda, sobre todo con las personas que ya han estado trabajando directamente o indirectamente con las familias”, consideró.

Señaló que la falla de la estrategia Escucha, está, en el caso de Guerrero, en los organizadores, que no querían ni escuchar a las familias, las cuales, dijo, “están dolidas; y lo que no quieren es escucharlas, porque dicen que no quieren catarsis”. Inclusive señaló que en la entidad son mayormente religiosos –o académicos, en el caso de la Loyola, vinculados con jesuitas– y “están más politizados” y van sobre la tesis del perdón desde un punto de vista religioso, “y no quieren que las familias digan lo que piensan, hasta las castigan y les dicen que si siguen así las van a sacar de los colectivos”.

“Hay una disociación: unos (los organizadores) quieren que las familias les den una idea de cómo está el país; y otros (las familias), quieren que les den una respuesta”.

Consideró que lo adecuado sería que se hicieran talleres permanentes para las familias con expertos, criminólogos, y que los expertos conozcan cómo opera cada cártel en cada región, sobre todo en el tema de los desaparecidos, para saber cuál era su motivación al desaparecer a la gente, que vayan a las cárceles y les pregunten a los que ya están detenidos, porque solo así podrán hacer algo para dar respuesta a las familias.