A pesar de la violencia, Guerrero instaló todas sus urnas: Córdova Foto: Rubén Vázquez Santiago

A pesar de la violencia, Guerrero instaló todas sus urnas: Córdova

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Sep 01, 2018

La participación de más de 64% lo colocó por encima de la media nacional, resalta

La elección nunca estuvo en riesgo en el estado, ni en el país, asevera el presidente del INE

Con su voto, los ciudadanos reivindicaron la democracia y rechazaron la criminalidad, afirma


El presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello, informó que en el proceso electoral de este año, hubo 27 precandidatos y candidatos asesinados en el país, pero destacó que esta cifra no tiene una identidad política, pues las víctimas correspondían a distintos partidos, ni tampoco se dieron en entidades en particular.

“En esta elección, por concepto de la inseguridad pública, no estuvo en riesgo ninguna de las más de 156 mil casillas que se instalaron en el país”, y las 15 que no se instalaron fue por problemas sociales de tipo local, ni tampoco se estuvo cerca de la hipótesis de cancelación de alguna elección, ni ninguna casilla estuvo en riesgo.

“Esta no fue una elección que estuviera, ni de lejos, en riesgo”, dijo, si bien reconoció que se desarrolló “en un lamentable, preocupante y lacerante contexto de violencia”.

Córdova Vianello vino a Guerrero a dar una conferencia de prensa sobre el tema de la elección. En ella aseguró que la violencia no tuvo nada que ver con las elecciones, pues estuvo antes de la elección, estuvo durante ella y todavía se encuentra presente.

“Las elecciones no es que hayan detonado la violencia; la violencia ya estaba ahí, y las elecciones tuvieron que haberse llevado a cabo en ese lamentable, pero existente contexto”, dijo. Sin embargo, señaló que los ciudadanos con su voto reivindicaron su compromiso con la democracia y “dijeron, de alguna manera, no a la violencia”.

En el caso de Guerrero, dijo que se dieron varios casos de asesinatos de aspirantes, pero esta situación no estuvo focalizada en la entidad. “Es un estado donde las elecciones pudieron, a pesar de todos esos problemas, llevarse a cabo de manera ordenada, transparente, con condiciones que le permitieron a las y los guerrerenses expresarse con libertad en las urnas”, señaló.

El funcionario recordó que hace tres años el estado, muy lastimado y agraviado, se volcó a las urnas, y en 2018 su participación fue de más de 64 por ciento, lo que lo colocó por encima de la media nacional. “El hecho de que en un estado con las complejidades sociales, económicas, de seguridad como las que vive el estado de Guerrero, haya sido una entidad donde la totalidad de las casillas se haya instalado, me parece que habla no solamente de la capacidad técnica de las autoridades, sino sobre todo, de la vocación de la ciudadanía, de apropiarse de las elecciones”, dijo.

Lorenzo Córdova estuvo acompañado del presidente del Instituto Electoral y de Partipación Ciudadana, Nazarín Vargas Armenta, y del delegado en Guerrero del INE, Dagoberto Santos.

El funcionario dio así por concluido el proceso electoral en el país, e informó que fue un proceso en el que, a pesar del entorno de violencia no vinculada con el mismo, las elecciones nunca estuvieron en riesgo.

En conferencia en Acapulco, el funcionario informó que la relación del INE con el nuevo gobierno de la república será como ha sido con los anteriores, con “canales de comunicación permanente, fluidos, cordiales y respetuosos”. Dijo que el INE ha tenido un compromiso con la racionalidad del gasto, y el año pasado devolvió al gobierno federal mil millones de pesos que iban a ser destinados para la construcción de un edificio, 100 millones producto de ahorros internos e incluso planteó la reducción del salario de altos funcionarios, pero el tribunal electoral no se lo permitió. Por ello, dijo que no tendrá ningún problema para adaptarse a las nuevas reglas.