Inician Leyva Mena y Antonio Gaspar las pláticas para la entrega-recepción Foto: Dassaev Téllez Adame

Inician Leyva Mena y Antonio Gaspar las pláticas para la entrega-recepción

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Ago 15, 2018

No competí para auditor ni para fiscal, afirma el alcalde electo


Chilpancingo, 14 de agosto. El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, y el alcalde electo, Antonio Gaspar Beltrán, sostuvieron una primera reunión para abordar los problemas principales de la capital e iniciar las pláticas para la entrega-recepción. Antonio Gaspar aseguró que compitió para alcalde no para auditor ni para fiscal. Asimismo, dijo que la relación con los trabajadores del ayuntamiento es el tema que más le preocupa, independientemente de los conflictos que hay por la basura, la inseguridad y la falta de agua potable.

La mañana de este martes se reunieron en privado, en el ayuntamiento, Leva Mena con Gaspar Beltrán y, posteriormente, ofrecieron una conferencia de prensa en la que Leyva Mena aseguró que se darán todas las garantías para poder hacer una entrega-recepción con rendición de cuentas y transparencia.

Leyva Mena aceptó que dicha administración priísta “tuvo muchos asuntos que explotaron en el camino” como fue el problema de la basura, el cual consideró como el más complicado; así como el de la inseguridad pública y la falta de agua potable.

El alcalde aseguró que estos tres problemas “son los retos por la complejidad de los temas”, y aunque mencionó que en el caso de la recolección de la basura ya se trata de solucionarlo.

“Son desafíos pendientes que van a quedar, pero consideramos que ya hay un camino que seguir y la administración de Antonio Gaspar y su cabildo definirá qué hacer; nosotros vamos a dejar una hoja de ruta de qué se podría hacer”, mencionó.

Leyva Mena aseguró que la entrega- recepción será con la nueva administración, la cual, garantizó, “será un acto republicano, de transparencia y rendición de cuentas como lo exige la Ley”.

En su turno, el alcalde electo Antonio Gaspar reconoció que se recibe un ayuntamiento complicado, pues “no estamos recibiendo a Dubai o Singapur como ayuntamiento, es Chilpancingo, un municipio que requiere de mucho trato, amor, dedicación y esfuerzo”.

Agregó que están para escuchar la problemática que se vive Chilpancingo y para entender que tienen que poner la parte que les corresponde en su debido momento.

El perredista manifestó que durante su administración cumplirá con las promesas que se hicieron en la campaña y en su momento habrá de hacer las denuncias correspondientes.

“Yo no competí para ser fiscal o auditor, yo seré alcalde, con un cabildo plural, que habrá de encabezar y habremos de dar seguimiento a lo que habrá de darle y cambiar lo que tengamos que cambiar, porque este es el gobierno del cambio y habrán de darse nuevas políticas públicas y en su momento las denuncias”, aseguró.

Gaspar Beltrán dijo que su prioridad será la relación con los trabajadores, pues consideró necesario y básico el que se pueda tener una alianza interna con los trabajadores, ya que son ellos los que salen a dar los servicios que el pueblo espera.