Plantea Figueroa Smutny entregar la Capama al gobierno federal Foto: Raúl Aguirre

Plantea Figueroa Smutny entregar la Capama al gobierno federal

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo May 30, 2018

El candidato del Panal a alcalde asiste a sesión del Colegio de Ingenieros Civiles


El candidato del Partido Nueva Alianza para la presidencia municipal de Acapulco, Rubén Figueroa Smutny, dijo que para resolver la crisis de Capama hay la opción de dejar que la absorba el gobierno federal, lo cual afirmó ver con buenos ojos porque “hay inversiones muy grandes que hacer ahí”.

Al hablar ante el Colegio de Ingenieros Civiles, a cuya sesión fue como invitado, el abanderado del Panal señaló que en caso de que el gobierno federal no la tomara, sería necesario hacer ajustes internos para reducir sus gastos y hacer el esfuerzo de pagar a la Comisión Federal de Electricidad lo que se le debe, aunque exista un amparo, porque ese amparo algún día se terminará, y en ese momento de todas maneras se tendrá que pagar todo lo que ahora está suspendido.

Por otra parte, expresó a los ingenieros que, en caso de llegar a la presidencia municipal, toda la obra pública que se haga en su gobierno se asignará a empresas acapulqueñas que tengan más de seis años de antigüedad, no se les cobrará el famoso diezmo, ni se permitirá que se les extorsione, ni se les cobre derecho de piso.

Figueroa Smutny hizo un planteamiento detallado sobre su proyecto para gobernar Acapulco, basado en tres ejes fundamentales: la seguridad, la educación y los servicios municipales. En materia de seguridad, explicó  que el tema debe abordarse a partir de los delitos específicos, con una estrategia específica para la extorsión y el cobro de piso, otra para el robo de vehículos y otra para los asaltos en vía pública.

En materia de servicios, dividió el problema en agua potable, alumbrado, pavimentación y limpia. En el caso de agua potable habló sobre Capama, y fue cuando señaló que la opción podría ser entregar la paramunicipal al gobierno federal, pero al próximo. Otro asunto que se tiene que tratar en relación a esta empresa es que alrededor de 50 por ciento del líquido que distribuye se pierde por el mal estado de la tubería, lo que implica que se tenga que hacer una inversión fuerte en esta materia, aunque luego, dijo, los políticos no quieren invertir en ello porque es una inversión que no se ve y no luce políticamente; sin embargo, hay que hacerla, añadió.

Los ingenieros le plantearon la necesidad de revisar las estrategias en materia de protección civil e incluso le recordaron que hasta en seis ocasiones sus integrantes han hecho evaluaciones de inmuebles después de algún sismo, tanto de edificios públicos como de unidades habitacionales, y han detectado que hay lugares que pueden considerarse focos rojos por su peligrosidad. Sin embargo, todo se queda en el diagnóstico porque nadie quiere entrarle con la inversión.

Figueroa Smutny anunció que, si es alcalde, asignará toda la obra municipal a las empresas locales para que paguen impuestos aquí y generen empleo en Acapulco, incluso dijo que se le quitará a los regidores la facultad de decir a quién contratarán, y toda la obra la realizará el ayuntamiento, que al contratar por volumen, dijo, podrá negociar un costo menor.