Imprimir esta página
Pide AMLO a guerrerenses no confiarse de su ventaja frente a sus adversarios Foto: Raúl Aguirre

Pide AMLO a guerrerenses no confiarse de su ventaja frente a sus adversarios

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo y Citlal Giles Sánchez May 18, 2018

En San Marcos, el candidato presidencial insta a seguidores a redoblar los esfuerzos

Retuvo el Ejército a Nestora Salgado en Chilapa por transitar con comunitarios armados


San Marcos, 17 de mayo. El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, llamó a los guerrerenses a no confiarse por el hecho de que la distancia entre su candidatura y la de sus adversarios es grande, sino les pidió redoblar los esfuerzos.

Acompañado de los candidatos a diputados locales y federales y dirigentes de Morena, principalmente, pero también, en menor medida, del PT y PES, aprovechó para hacer un reclamo, que revistió de un tono de broma, a dirigentes y candidatos por el manejo de la campaña.

“Hubo más gente ayer en Celaya que hoy en San Marcos”, les dijo. Y es que la plaza pública de San Marcos estaba a reventar, pero de todos modos a López Obrador le pareció que en comparación con las aglomeraciones que se han producido en sus mítines en el norte del país, a donde se supone que su presencia es menor, fueron mayores. Y eso que, dijo, “aquí está la cuna del movimiento democrático”.

A los candidatos les criticó que hay algunos que están muy blanquitos, en señal de que no salen a la calle, y tomó algunos ejemplos para preguntarles concretamente si habían acudido a San Marcos. A Félix Salgado y a Nestora Salgado les hizo esa pregunta; el primero contestó que había ido a Las Vigas, la comunidad más grande del municipio; la segunda dijo que no, y entonces López Obrador, que está enterado de las amenazas que la ex comandante comunitaria ha recibido, dijo: “ya va a venir”.

Hizo lo mismo con el candidato a diputado federal, Rubén Cayetano, y con la candidata a diputada local. Luego insistió en que no es asunto de discriminación, pero los aspirantes deben ponerse morenitos porque tienen que visitar 150 viviendas al día. “Compañero, escucha, en la hamaca no se lucha”, exclamó.

López Obrador hizo un alto para dirigirse a los habitantes de la Costa Chica, a quienes les ofreció que regresará cuando sea presidente electo, antes de tomar la banda presidencial, para presentar el plan de desarrollo por comunidad, y explicará los apoyos en materia social para la región, porque, aclaró, será presidente. “Lo quiera o no lo quiera, la mafia del poder va para fuera”, dijo.

A los maestros costachiquenses y de Guerrero les dijo que “tan luego como triunfe el movimiento, se va a cancelar la mal llamada reforma educativa. No se va a seguir ofendiendo al magisterio”.

López Oborador llegó a San Marcos acompañado del candidato a senador Félix Salgado Macedonio y del presidente del comité estatal de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros. Con él vinieron tres integrantes de lo que será su gabinete en caso de ganar la presidencia de la República: Irma Eréndira Sandoval Ballesteros –hermana del dirigente estatal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros–, secretaria de la Función Pública; Alejandra Fraustro, secretaria de Cultura, a quien en Guerrero se le conoce por haber dirigido el Instituto Guerrerense de la Cultura con Ángel Aguirre Rivero; y Guillermo Meyer, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

También estaba ahí la candidata a la alcaldía de Acapulco, Adela Román Ocampo, quien este sábado iniciará su campaña proselitista, así como la candidata a diputada federal Rosario Merlín, y no estuvo presente la otra candidata a diputada federal por Acapulco, Abelina López Rodríguez. Por el PT prácticamente no hubo representación. En silencio, relegado, estaba el coordinador estatal Roberto Ortega González, mientras el único candidato local de ese partido, Yaír Seraser García, se hizo tomar la foto con López Obrador. García ha sido acusado de utilizar la imagen del tabasqueño para hacer su propia campaña aunque en lo local el PT no tiene alianza con Morena.

López Obrador denunció que el gobierno mexicano acaba iniciar operaciones para comprar aviones de guerra a Estados Unidos y dijo que no permitirá que esa operación se consume porque en México se necesita paz, no guerra, y reiteró que como jefe de las Fuerzas Armadas nunca dará la orden al Ejército de reprimir. El Ejército, dijo, es pueblo uniformado.

“No les voy a fallar, vamos a cumplir todos nuestros compromisos”, ofreció.

A los militantes les recordó que en el proyecto de Morena “no luchamos por puestos. El que quiera puestos, que se vaya al mercado”.

-¡O al PT! –se escuchó el grito desde la multitud.

Después el mitin, que duró alrededor de una hora y media, el candidato presidencial viajó a Acapulco, donde participó como invitado en la 119 Jornada Nacional del Notariado Mexicano, y donde estuvo acompañado de quien será su secretaria de Gobernación si gana la presidencia de la República, la magistrada Olga Sánchez Cordero.

Retención de Nestora Salgado

En tanto, la candidata al Senado de la República por Morena, Nestora Salgado García, activistas sociales y policías comunitarios fueron retenidos por soldados del Ejército en el municipio de Chilapa durante unos instantes con el argumento de que no podían transitar con los comunitarios armados; más tarde, el gobierno del estado resguardó a la comitiva hasta llegar a Tixtla.

A las 10 de la mañana, Nestora Salgado informó a través de sus redes sociales, la retención que sufrió junto con la comitiva que la acompañaba por el Ejército; la candidata y comitiva se dirigían hacia San Marcos al mitin que tendría por la tarde el candidato a la presidencia de la República por Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, al llegar a Chilapa soldados del Ejército los retuvieron pues la candidata era acompañada por policías comunitarios quienes iban armados.

Más tarde, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia infirmó que las autoridades de seguridad federal y estatal dieron acompañamiento a la comitiva de la candidata hasta llegar al municipio de Tixtla. San Marcos, 17 de mayo. El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, llamó a los guerrerenses a no confiarse por el hecho de que la distancia entre su candidatura y la de sus adversarios es grande, sino les pidió redoblar los esfuerzos.

Acompañado de los candidatos a diputados locales y federales y dirigentes de Morena, principalmente, pero también, en menor medida, del PT y PES, aprovechó para hacer un reclamo, que revistió de un tono de broma, a dirigentes y candidatos por el manejo de la campaña.

“Hubo más gente ayer en Celaya que hoy en San Marcos”, les dijo. Y es que la plaza pública de San Marcos estaba a reventar, pero de todos modos a López Obrador le pareció que en comparación con las aglomeraciones que se han producido en sus mítines en el norte del país, a donde se supone que su presencia es menor, fueron mayores. Y eso que, dijo, “aquí está la cuna del movimiento democrático”.

A los candidatos les criticó que hay algunos que están muy blanquitos, en señal de que no salen a la calle, y tomó algunos ejemplos para preguntarles concretamente si habían acudido a San Marcos. A Félix Salgado y a Nestora Salgado les hizo esa pregunta; el primero contestó que había ido a Las Vigas, la comunidad más grande del municipio; la segunda dijo que no, y entonces López Obrador, que está enterado de las amenazas que la ex comandante comunitaria ha recibido, dijo: “ya va a venir”.

Hizo lo mismo con el candidato a diputado federal, Rubén Cayetano, y con la candidata a diputada local. Luego insistió en que no es asunto de discriminación, pero los aspirantes deben ponerse morenitos porque tienen que visitar 150 viviendas al día. “Compañero, escucha, en la hamaca no se lucha”, exclamó.

López Obrador hizo un alto para dirigirse a los habitantes de la Costa Chica, a quienes les ofreció que regresará cuando sea presidente electo, antes de tomar la banda presidencial, para presentar el plan de desarrollo por comunidad, y explicará los apoyos en materia social para la región, porque, aclaró, será presidente. “Lo quiera o no lo quiera, la mafia del poder va para fuera”, dijo.

A los maestros costachiquenses y de Guerrero les dijo que “tan luego como triunfe el movimiento, se va a cancelar la mal llamada reforma educativa. No se va a seguir ofendiendo al magisterio”.

López Oborador llegó a San Marcos acompañado del candidato a senador Félix Salgado Macedonio y del presidente del comité estatal de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros. Con él vinieron tres integrantes de lo que será su gabinete en caso de ganar la presidencia de la República: Irma Eréndira Sandoval Ballesteros –hermana del dirigente estatal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros–, secretaria de la Función Pública; Alejandra Fraustro, secretaria de Cultura, a quien en Guerrero se le conoce por haber dirigido el Instituto Guerrerense de la Cultura con Ángel Aguirre Rivero; y Guillermo Meyer, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

También estaba ahí la candidata a la alcaldía de Acapulco, Adela Román Ocampo, quien este sábado iniciará su campaña proselitista, así como la candidata a diputada federal Rosario Merlín, y no estuvo presente la otra candidata a diputada federal por Acapulco, Abelina López Rodríguez. Por el PT prácticamente no hubo representación. En silencio, relegado, estaba el coordinador estatal Roberto Ortega González, mientras el único candidato local de ese partido, Yaír Seraser García, se hizo tomar la foto con López Obrador. García ha sido acusado de utilizar la imagen del tabasqueño para hacer su propia campaña aunque en lo local el PT no tiene alianza con Morena.

López Obrador denunció que el gobierno mexicano acaba iniciar operaciones para comprar aviones de guerra a Estados Unidos y dijo que no permitirá que esa operación se consume porque en México se necesita paz, no guerra, y reiteró que como jefe de las Fuerzas Armadas nunca dará la orden al Ejército de reprimir. El Ejército, dijo, es pueblo uniformado.

“No les voy a fallar, vamos a cumplir todos nuestros compromisos”, ofreció.

A los militantes les recordó que en el proyecto de Morena “no luchamos por puestos. El que quiera puestos, que se vaya al mercado”.

-¡O al PT! –se escuchó el grito desde la multitud.

Después el mitin, que duró alrededor de una hora y media, el candidato presidencial viajó a Acapulco, donde participó como invitado en la 119 Jornada Nacional del Notariado Mexicano, y donde estuvo acompañado de quien será su secretaria de Gobernación si gana la presidencia de la República, la magistrada Olga Sánchez Cordero.

 

Retención de Nestora Salgado

En tanto, la candidata al Senado de la República por Morena, Nestora Salgado García, activistas sociales y policías comunitarios fueron retenidos por soldados del Ejército en el municipio de Chilapa durante unos instantes con el argumento de que no podían transitar con los comunitarios armados; más tarde, el gobierno del estado resguardó a la comitiva hasta llegar a Tixtla.

A las 10 de la mañana, Nestora Salgado informó a través de sus redes sociales, la retención que sufrió junto con la comitiva que la acompañaba por el Ejército; la candidata y comitiva se dirigían hacia San Marcos al mitin que tendría por la tarde el candidato a la presidencia de la República por Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, al llegar a Chilapa soldados del Ejército los retuvieron pues la candidata era acompañada por policías comunitarios quienes iban armados.

Más tarde, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia infirmó que las autoridades de seguridad federal y estatal dieron acompañamiento a la comitiva de la candidata hasta llegar al municipio de Tixtla.