La región de La Montaña enfrenta las consecuencias del TLC: Félix Salgado Foto: Roberto Ramírez Bravo

La región de La Montaña enfrenta las consecuencias del TLC: Félix Salgado

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo May 11, 2018

Buscará con AMLO y desde el Senado revertirlo, pues es contrario a México, dice

Recuerda que en 1994 fue el único senador que votó en contra; vaticinó que nos haría consumistas


La región de La Montaña enfrenta en su rezago y pobreza las consecuencias del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) que se puso en operación en 1994 en detrimento del país, expresó el candidato a senador por la coalición Juntos Haremos Historia, Félix Salgado Macedonio, y agregó que desde el Senado buscará revertirlo.

En entrevista al regresar de una gira de varios días por los municipios de La Montaña, Salgado Macedonio recordó que él fue senador en el período 1994-2000, en ese tiempo postulado por el PRD, y fue el único senador que votó en contra. Ahora, dijo, su proyecto es revertirlo, porque 24 años después de haber iniciado operaciones, ha quedado más que demostrado que fue un tratado contrario a los mexicanos.

Recordó que en su argumentación para votar en contra, dijo que el TLCAN convertiría a México en un país consumidor, en lugar del país productor que era entonces, y ese vaticinio se cumplió al pie de la letra.

Lo que encontró, dijo, fue “una montaña muy marginada, muy abandonada y su gente cada día está más pobre, sin posibilidades reales de progreso. Por esto estoy firmemente convencido de que esto lo vamos a cambiar con la ayuda de López Obrador, y me fui con ellos y hablé con ellos y están convencidos también de que es López Obrador y es por Morena”, dijo.

-¿Esta Montaña vive los efectos del TLC?

-Es correcto. Yo fui senador de la República en el año 94-2000 y justamente en el 94, cuando Carlos Salinas de Gortari era presidente de la República, envió la iniciativa del TLC hacia el Senado y entró en vigor en el 96, con Zedillo. Y fue mi voto el único en contra que tuvo el TLC, y argumenté por qué, y dije que este tratado en materia agropecuaria pondría de rodillas a México, el campo mexicano no tiene las condiciones para competir ni en tecnología ni en mercado con Estados Unidos y Canadá, porque aquellos tienen semilla mejorada, tienen fertilizantes muy buenos, orgánicos, muy buenas extensiones de tierra, mucha asesoría técnica, pero sobre todo tienen mucho apoyo económico del gobierno, tienen mucho subsidio los rancheros de Estados Unidos y Canadá, y aquí no, aquí hay mucha marginación, mucho abandono, no tienen apoyo, no tienen asesoría técnica y tampoco tenemos las mejores tierras ni variedades de cultivo de calidad con las que podamos competir, y advertí que nos iban a convertir en un país consumista en lugar de productor.

En el campo se invertiría en tecnología y fertilizante orgánico

Explicó que precisamente ante ello es que el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador está planteando el autoconsumo como una medida para reactivar el campo, y que los millones de dólares que invierte el gobierno mexicano en comprar maíz “de ese que le dan a los cuches allá” en Estados Unidos, se puede invertir en el campo mexicano.

Dijo que lo primero sería invertir en tecnología, en fertilizante orgánico, y al haber mercado para los productos locales se incentivaría la economía.

“El gobierno de Andrés Manuel, y nosotros en el Senado, vamos a revisar el TLC ahora con el nuevo gobierno, y ver en qué condiciones vamos a competir”, añadió.

Señaló que lo primero sería invertir en el campo, con tecnología; luego, se tendría que volver a crear lo que fue Banrural –“que terminó en Bandidal”- que creó Lázaro Cárdenas para apoyar al campesino con créditos y con un seguro por daños derivados de desastres.

Para la cuestión del fertilizante, dijo que se va a construir una planta de fertilizante orgánico que se distribuirá de manera gratuita y que servirá para que se pueda recuperar la tierra, dañada actualmente por fertilizantes químicos.