Sedena: afrenta para Estado, ataque a militares en Coyuca de Catalán

Escrito por  Israel Salgado Urióstegui May 11, 2018

No se puede ni se deben permitir estas “acciones reprobables”, advierte Granados Gallardo

Actuaremos con la ley en la mano en dar con los responsables, sostiene el subsecretario de la Defensa Nacional


Iguala, 10 de mayo. El ataque en el que tres militares perdieron la vida y tres más resultaron heridos, en Coyuca de Catalán, en la región de la Tierra Caliente, es una afrenta directa a las instituciones nacionales, es una afrenta directa a todo el Estado mexicano, afirmó el subsecretario de la Defensa Nacional, general de división diplomado de Estado Mayor, Roble Arturo Granados Gallardo.

Al asistir en representación del secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Pineda, a la ceremonia luctuosa que la Secretaría de la Defensa Nacional realizó en las instalaciones del 27 Batallón de Infantería para despedir a los extintos, teniente de infantería Pedro Chávez González, el sargento segundo de Infantería, Patricio García Hernández, y el cabo de infantería, Jaime Bernal Jiménez, Granados Gallardo señaló que no se puede ni se deben permitir este tipo de “acciones reprobables de las que ahora somos testigos”.

“No hay calificativos para aquellas personas sin escrúpulos que deliberadamente agreden de manera cobarde a quienes sirven con honor a los mexicanos, los militares sabemos los peligros y dificultades a los que nos enfrentamos, pero somos conscientes que México hoy más que nunca requiere de sus fuerzas armadas”.

Los militares fueron atacados por civiles luego de acudir al rancho El Pozo, donde de acuerdo con una denuncia anónima, había personas armadas en ese lugar y al realizar un recorrido de reconocimiento fueron atacados, tres de ellos murieron y tres más resultaron heridos.

Durante el acto fúnebre, Granados Gallardo junto con el gobernador Héctor Astudillo Flores montaron una guardia de honor junto a los ataúdes donde yacen los cuerpos de los militares abatidos, que fueron rodeados por personal militar. Al frente sus fotografías, atrás, un pelotón dispara una salva en honor de los caídos mientras que la banda musical interpreta el toque del silencio.

En presencia de sus familiares a los que les fueron entregadas sendas banderas del país por el que ofrendaron sus vidas, México, Granados Gallardo agregó que “por esos héroes que nos han dado ejemplo de valentía debemos redoblar esfuerzos para alcanzar la seguridad que merecen todas las familias mexicanas”.

Dijo que actuarán con la ley en la mano e irrestricto respeto a los derechos fundamentales de las personas para que en coordinación con las autoridades civiles se dé con los responsables para que estos sufran el castigo que la ley establece.

Les manifestó a las familias que no están solas que las acompañan en esta profunda pena y que las apoyarán en todo lo que sea necesario. A quienes resultaron heridos les desearon una pronta recuperación y se solidarizaron  con sus seres queridos.

“Los soldados de México nos solidarizamos con ustedes, sabemos el dolor que les causa la pérdida de sus seres queridos, aflicción que hacemos nuestra en estos momentos de pesar”.

Finalmente expresó la indignación del general Salvador Cienfuegos por los hechos suscitados el martes pasaso en los que “compañeros de armas fueron agredidos por delincuentes en las inmediaciones del poblado de Coyuca de Catalán”, y calificó éste como un cobarde acto en el que tres mexicanos ejemplares entregados al país, perdieron la vida y tres más resultaron heridos.