Asesinan en Altamirano al candidato priísta a diputado local Abel Montúfar Foto: Tomada del Facebook

Asesinan en Altamirano al candidato priísta a diputado local Abel Montúfar

Escrito por  Jesús Pintor May 09, 2018

Fue encontrado muerto adentro de su camioneta; andaba sin su escolta personal

La Fiscalía ya investiga el crimen del político coyuquense, asegura el vocero del GCG


Pungarabato, 8 de mayo. El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a la diputación local por el distrito 17, de la coalición Transformando Guerrero, Abel Montúfar Mendoza, fue encontrado muerto a balazos en el interior de su camioneta, en Ciudad Altamirano, cabecera municipal.

De acuerdo al reporte policiaco, el candidato priísta salió de su casa de campaña aproximadamente a las 10 de la mañana, acompañado de su secretario particular, Miguel Aureoles, y ordenó a su escolta personal que se quedara, pues apenas llegaban de Ajuchitlán del Progreso, lugar donde continuaba con su campaña.

Por cuestión de coordinación, más tarde trataron de comunicarse con él sin éxito, al mediodía ya su equipo de campaña empezó a hacer diversas llamadas para tratar de localizar al priísta, quien se decía “consentido del gobernador (Héctor Astudillo Flores)”, pero nadie pudo hacer contacto con él, ni pudieron dar datos de su paradero.

A las 03:40 de la tarde, la policía recibió la información de que un cuerpo, al parecer sin vida, se encontraba en el interior de una camioneta abandonada de color blanco, Frontier de la Nissan, de reciente modelo y sin placas, en el bulevar Coyuca de Catalán-Ciudad Altamirano, a unos 30 metros del entronque a la avenida Las Delicias. Al llegar al lugar, se percataron que se trataba del político coyuquense.

En el asiento trasero, y vencido a la izquierda, estaba el cadáver de Abel Montúfar Mendoza, con sangre en la cabeza y semidesnudo, vestía una trusa blanca y una camiseta del mismo color. Pero no estaba el secretario particular. Los primeros en llegar fueron los elementos de la Fuerza Estatal, los ministeriales y unos minutos después, la Gendarmería.

Ya cuando los policías trataban de acordonar el área, dos patrullas castrenses del 34 Batallón de Infantería, con sede en Ciudad Altamirano, llegaron al lugar, que ya se encontraba lleno de curiosos, y se había desviado el tráfico, al haberse cruzado en la carretera la Fuerza Estatal, con lo que bloquearon el tránsito hacia Coyuca de Catalán.

En el lugar ya también se encontraba la escolta personal del político ultimado, algunos de sus trabajadores y algunos familiares, los que impidieron que peritos en criminalística de la Fiscalía General del Estado (FGE), movieran el cuerpo, y pidieron que fuera trasladado a su domicilio particular, en Coyuca de Catalán.

Hasta ese momento, el secretario particular de origen totolapense, Miguel Aureoles, seguía sin aparecer, y ya priístas como el diputado plurinominal, Cuauhtémoc Salgado Romero, y el delegado federal de Gobernación, hermano del occiso, Erit Montúfar Mendoza, desde Chilpancingo, se habían enterado del asesinato, y buscaron la forma de viajar a Tierra Caliente.

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informaba a esas alturas, que la FGE investigaba el crimen del político coyuquense, quien al arranque de su campaña, había advertido que sus colaboradores y él mismo habían recibido amenazas de muerte, aunque esa tarde proselitista, aseguró que nada lo iba a detener para ganar la diputación local.

En Zirándaro había acudido a promover el voto, y pidió que no le reclamaran por la falta de trabajo del diputado desaforado, Saúl Beltrán Orozco, aunque se resistía a decir su nombre por estrategia, y remató “a mí que me reclamen lo mío”.

La mañana y parte de la tarde del sábado 5 de mayo, día de los encuentros entre grupos delincuenciales y el sistema de seguridad en Zirándaro, el candidato Abel Montúfar Mendoza recorrió nuevamente el municipio zirandarense, con promesas básicamente agropecuarias, entre los que resaltaban mantener el programa del fertilizante gratuito.

Abel Montúfar había logrado la presidencia municipal de Coyuca de Catalán, en un segundo intento, pues en la primera ocasión perdió ante el perredista Rey Hilario Serrano, y en esta ocasión, fue ayudado por el exdiputado local y exalcalde Elí Camacho Goicochea, también asesinado en mayo pero de 2017, y le ganó al perredista Jesús Villanueva.

En esta ocasión, Abel Montúfar buscaba la diputación local por la coalición Transformando Guerrero, y enfrentaría este primero de julio nuevamente a Jesús Villanueva, quien iba en esta ocasión por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y por México al Frente, Fidencio Ixta Rojas.