Imprimir esta página
Exige Tlachinollan justicia para un joven nahua asesinado hace 11 años por soldados Foto: Salvador Cisneros Silva

Exige Tlachinollan justicia para un joven nahua asesinado hace 11 años por soldados

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Jun 23, 2020

Un tribunal civil absolvió en 2014 al único militar procesado, recuerda Abel Barrera


Tlapa, 22 de junio. El Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan exigió justicia para el joven nahua Bonfilio Rubio Villegas, asesinado por efectivos del Ejército hace 11 años.

Criticó la impunidad para las fuerzas castrenses que participan en las fallidas estrategias de seguridad pública.

Abel Barrera Hernández expuso los 11 años de impunidad del caso del joven indigena Bonfilio Rubio Villegas, quien fue asesinado en un retén militar el 20 de junio de 2009.

Narró cómo Bonfilio Rubio viajaba en un autobús que fue detenido en un retén militar ilegal con el argumento de revisión de rutina, y después de detener arbitrariamente a uno de los pasajeros por llevar botas tipo militar, los militares dispararon sus armas hacia el autobús e hicieron de muerte a Bonfilio.

“Desde ese momento la familia de Bonfilio inició una travesía incansable por alcanzar justicia; su caso fue conocido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien emitió una sentencia histórica en la que declaró inconstitucional el artículo 57 del Código Penal Militar y ordenó que el caso fuese conocido en la justicia civil; sin embargo, aunque la investigación se trasladó al fuero civil, la línea de investigación impulsada en el fuero militar se mantuvo, por lo que en 2014 se absolvió al único militar procesado”, detalló Abel Barrera.

En enero de 2017 la familia decidió acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) con una petición que detalla las violaciones a derechos humanos en el caso, incluido el derecho a la vida y a la integridad personal, así como las garantías judiciales y la debida protección judicial, todos ellos consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Barrera Hernández aseguró que el caso de Bonfilio retoma gran relevancia ante la reiteración de la estrategia de militarización de la seguridad pública por la actual administración en México, para que las fuerzas castrenses lleven a cabo tareas de seguridad pública de materia extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria.

“Seguimos luchando para que el caso de Bonfilio sea investigado correctamente y que las personas responsables de ejecución extrajudicial sean detenidas y enjuiciadas por estos hechos. Que la impunidad castrense no continúe”, concluyó.