La música es el alimento del alma, sostiene el director de la OFA Foto: Especial

La música es el alimento del alma, sostiene el director de la OFA

Escrito por  Héctor Briseño Ago 16, 2019

Hoy inicia la segunda etapa de la temporada de conciertos de la Filarmónica de Acapulco; destaca la participación que tendrá en el Cervantino


La música es el alimento del alma, sostuvo el director de la Orquesta Filarmónica de Acapulco (OFA), Eduardo Álvarez, quien afirmó que el compromiso más importante del conjunto que representa, en el último semestre del año, es la presentación en el Festival Cervantino de Guanajuato.

Este viernes iniciará la segunda etapa de la temporada de conciertos de la OFA en el puerto de Acapulco.

En entrevista, Eduardo Álvarez manifestó que “es muy importante, tenemos 10 fechas de temporada de conciertos formales en el teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Internacional Acapulco”, y añadió que también están programados nueve conciertos que corresponden a la temporada didáctica en escuelas del puerto, que consisten en actividades interactivas con estudiantes de diversas colonias del puerto.

Eduardo Álvarez resaltó que “uno de los compromisos más importantes que tenemos es el del Festival Internacional Cervantino, nos vamos a presentar en la inauguración, la OFA será la responsable de iniciar la actividad oficialmente”.

Explicó que durante el acto inaugural, la OFA se presentará con los solistas mexicanos Horacio Franco, con raíces guerrerenses, pues su madre era de Chilapa, y Federico Osorio.

Asimismo, participará la Compañía de Danza Contemporánea Matices, a cargo del maestro Serafín Aponte, de la Secretaría de Cultura, y los hermanos Tavira.

La OFA también se presentará en el concierto de clausura del Festival, con el tenor Javier Camarena, considerado como uno de los mejores del mundo; además de compromisos por definir en escuelas de Guanajuato, con el mismo formato de concierto didáctico.

Eduardo Álvarez enfatizó que “estamos muy contentos, también tenemos previsto un concierto con talento guerrerense, son 31 muchachos, niños y jóvenes guerrerenses con un alto nivel y grado de talento musical”.

En cuanto a la intensa actividad restante en 2019, destacó que “cuando no estamos en ensayos, estamos trabajando en conciertos didácticos, o estamos en temporada, o de gira”.

Eduardo Álvarez sostuvo que “la vida sería un error si no existiera la música, por un lado”, e insistió en que “obviamente la música es el alimento del alma, es muy importante que la sociedad de Guerrero, y de México en general, tenga muy presente el valor intrínseco que tiene la música para la vida propia del ser humano”.

Describió que entrar a un concierto representa abstraerse y dejar todo fuera para darle un poco de alimento al alma.

La OFA se integra por 90 músicos, y son 117 personas en total incluyendo trabajadores administrativos.