Escritoras documentan los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Guerrero Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Escritoras documentan los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Guerrero

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano May 21, 2019

Presentan en Atoyac autoras del colectivo de 11 Autores el libro Violencia, memoria y rebelión, hacia una cultura de la paz


Atoyac, 20 de mayo. Las escritoras Claudia Rangel Lozano, Judith Solís Téllez y Evangelina Sánchez, representantes del colectivo de 11 Autores, presentaron el libro Violencia, memoria y rebelión, hacia una cultura de la paz, el cual contiene las narraciones de los crímenes de lesa humanidad que han ocurrido en Guerrero en décadas pasadas.

El objetivo de la obra es mantener viva la memoria de esos hechos con el fin de impulsar una cultura de paz, para que los acontecimientos violentos no se repitan nuevamente a futuro, coincidieron las tres literatas, durante el acto que se llevó a cabo en el auditorio de la Preparatoria 22 de Atoyac.

Los comentarios del libro fueron hechos por Jesús María Serna, investigador del Centro de Investigaciones de América Latina y El Caribe de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Policarpo Valdez Rayo, director de la Preparatoria 22 y Víctor Rodríguez, miembro de las Jornadas Culturales, Medico-Deportivas en Costa Grande, los tres destacaron la desaparición forzada de personas como uno de los temas principales de la obra.

En sus comentarios, Jesús María Serna aseguró que la delincuencia organizada cuenta con la complicidad de las autoridades para llevar a cabo las desapariciones de personas, cuyas cifras en los últimos años ha ido en aumento, y dijo que es necesario que haya claridad en el trabajo que realiza el nuevo gobierno federal y que éste comience a dar resultados para poder creer en él.

Calificó el libro como una recopilación de enfoques de las diferentes perspectivas académicas de los autores para mostrar los hechos de violencia ocurridos con el propósito de desnudar la verdad y lograr una cultura de paz.

Por su parte, Policarpo Valdez resaltó que la presentación del libro se hiciera en la fecha en que hace 52 años se registró la matanza de padres de familia ocurrida en la plaza de Atoyac y criticó además el desinterés de las autoridades hacia la música que escuchan los jóvenes actualmente, cuyas letras hablan de narcotráfico y delincuencia, temas que, aseveró, influyen en los adolescentes, lo mismo que el contenido de los programas de televisión, como una clara muestra de que al gobierno no le conviene que la gente lea o se informe para poder manipularla.

Las escritoras Judith Solís y Claudia Rangel coincidieron en que la impunidad en las desapariciones del pasado, es el origen para que ese delito continúe hasta hoy, y consideraron necesario que el gobierno aplique la ley y castigue a los responsables.

En el acto se pudo ver a los luchadores sociales Norma e Hilario Mesino, dirigentes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS); Tita Radilla, vicepresidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos Víctimas de Violación de Derechos Humanos en México (Afadem); la coordinadora estatal de Raíz Zubia, Susana Oviedo; Clemencia Guevara, dirigente del Frente de Defensa Popular (FDP); los profesores de Preparatorias Populares, Carlos Hipólito y Juani Guzmán; así como los activistas Ángeles Santiago y Willibaldo Rojas.