En Guerrero la educación en música no existe, asegura el músico Elvis Trevor Rose Foto: Jaime Ojendiz Realeño

En Guerrero la educación en música no existe, asegura el músico Elvis Trevor Rose

Escrito por  Jaime Ojendiz Realeño Ene 31, 2019

Hay nulas opciones en ese arte, refiere al comienzo de la semana de jazz para la edificación de la primera escuela musical en Zihuatanejo


Zihuatanejo, 30 de enero. El músico Elvis Trevor Rose, Aikeke, se refirió previo al comienzo de la semana de jazz que la edificación de la primera escuela de música es importante, porque en “Guerrero la educación en música no existe: mucho menos en Zihuatanejo”.

La noche del miércoles comenzó la recaudación de fondos con música de Sósimo Hernández, quien en conferencia previa manifestó que el jazz es un género complicado, porque culturalmente no se asocia con lo popular, pese a serlo.

Los eventos tienen un costo de acceso de 200 pesos para la recaudación de la escuela.

Sobre el tema, Aikeke Rose expuso que en la actualidad en todas las estaciones locales se escucha música de violencia, a la que después de exponerse por una semana “ya la estás cantando; ahora estamos tratando de cambiar porque creemos que si al mundo le damos buena música vamos a tener un nuevo mundo”.

“La música cura, sana, y despertamos la inquietud que existe en alguien” dijo en referencia al evento.

Del proyecto expuso que la construcción de la escuela es al mediano plazo, ya que se requieren de por lo menos 13 millones de pesos, y la primera etapa es limpiar el terreno de una superficie de 13 mil 322 metros cuadrados. La escuela contempla tres estudios: uno acústico y dos digitales.

Se refirió al proyecto único en Guerrero como el sueño del emperador Cuauhtémoc, en el sentido de que a la llegada de los españoles priorizó guardar los tesoros y lo que más se consideró fue la herencia cultural; “después de 500 años ese cerro va a brillar”.

La importancia radica en que para entrar a un sitio especializado como el Instituto Nacional de Bellas Artes de 500 aspirantes se quedan 10.

Aikeke citó el caso de un alumno de Zihuatanejo, que hace unos seis años se probó y logró entrar al INBA; “cuando lo llamaron le preguntaron que de dónde venía; les dijo que de Guerrero, insistieron; sí pero de dónde vienes, de Guerrero respondió, y al decirles que de Zihuatanejo le dijeron: “en Guerrero la educación en música no existe, y menos en Zihuatanejo, él hizo examen junto a mil 223 niños en guitarra y solo quedaron 20”.

“Estoy aquí, y puedo hablar de lo que veo” sostuvo referente a las nulas opciones para música.