A pesar de las restricciones, nahuas de Chiepetepec realizan el baile de la milpa Foto: Salvador Cisneros Silva

A pesar de las restricciones, nahuas de Chiepetepec realizan el baile de la milpa

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Sep 30, 2020

Con este ritual, mujeres y niñas agradecen la bendición de la lluvia para lograr una buena cosecha de maíz


Tlapa, 29 de septiembre. Mujeres, ancianas y niñas indígenas nahuas de la comunidad de Chiepetepec, en este municipio, participaron en la danza prehispánica del baile de la milpa, rito que también es ofrecido a San Miguel Arcángel, a quien agradecen la bendición de la lluvia para lograr una buena cosecha de maíz de temporada.

A pesar de las recomendaciones sanitarias por la pandemia del Covid-19, las familias no pensaron en cancelar el baile que aglutina a cientos de mujeres. No se podría romper el ciclo que ha permitido que sus familias obtengan cada año el mejor maíz de temporada que se produce en la región de La Montaña.

El último rito ancestral comienza en su parcela, donde las mujeres escogen la mejor milpa del corazón de su tierra, una vez seleccionada es llevada a un altar que se coloca dentro de sus hogares, es acompañada por calabazas, pan, ejotes, además de colocar palas y picos como símbolo de las herramientas de trabajo que ayudan al cultivo y cosecha de la milpa. Ahí se le ofrece almuerzo, comida y cena.

Antes del mediodía, las mujeres se concentran en la iglesia principal para salir en procesión hacia la capilla de San Miguel Arcángel, en el barrio con el mismo nombre. Cada mujer trata de lucirse adornando su milpa con lo más que se pueda: flores, pan, velas.

Una vez reunidas en la capilla de San Miguel Arcángel, todas las mujeres nahuas comienzan a bailar alrededor del santuario, las bandas de viento de chile frito amenizan el ritual y dan vida al ofrecimiento a las deidades por haber permitido la cosecha de maíz.

Para las familias indígenas el maíz es el principal sustento alimenticio para las generaciones que han crecido dentro de la comunidad; para Carmela Portilo, el maíz simboliza el bienestar para todos, si hay maíz hay estabilidad.

A pesar de su avanzada edad muchas mujeres ancianas continúan asistiendo a la danza de la milpa. Así lo harán hasta que sus piernas les permitan subir por las empinadas calles de piedra hasta la capilla de San Miguel Arcángel.

Este ritual es el fin del ciclo agrícola para las familias indígenas de la zona náhuatl del municipio de Tlapa, quienes una vez recolectada toda su cosecha, iniciarán otro nuevo ciclo de seis meses, el de la migración jornalera.