A pesar de ser cancelada, la gente celebra la Topa del Toro en calles y barrios de Tecpan Foto: Rodolfo Valadez Luviano

A pesar de ser cancelada, la gente celebra la Topa del Toro en calles y barrios de Tecpan

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Ago 24, 2020

Se le considera como la fiesta que precede a la celebración religiosa a San Bartolomé

Los pobladores dan rienda suelta a su alegría, aún con las restricciones impuestas por la pandemia


Tecpan, 23 de agosto. Por primera vez en la historia de Tecpan, los pobladores no celebraron el 23 de agosto la Topa del Toro, fiesta pagana que antecede a la celebración religiosa en honor a San Bartolomé Apóstol el 24 de agosto, debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19. Sin embargo, a pesar de que las autoridades municipales cancelaron las actividades principales el 23 y 24 de agosto, la gente dio rienda suelta a su alegría en los barrios y colonias de la cabecera municipal.

Por la mañana, las calles de la ciudad lucían como cualquier otro día de la semana, sin el colorido y la alegría de los habitantes que por cientos se aglomeran a los costados de la avenida Independencia, para ver el paso del desfile de carros alegóricos con que año con año inicia la jornada de fiesta del 23 de agosto, misma que comenzó en 1984 cuando las autoridades del entonces gobierno municipal encabezado por Abelardo Camacho Claudeville, organizaron el primer recorrido que fue coordinado el otrora director de Actividades Cívicas y Culturales, Francisco Luviano, quien a su vez fue respaldado por los jóvenes del Club Warriors que fueron los primeros en desfilar en lo que quedó estipulado como la primera parte de las actividades del 23 de agosto.

Sin embargo, a pesar de la cancelación de todas las actividades de ese día, determinada por las autoridades del ayuntamiento, como medida para prevenir contagios de coronavirus entre la ciudadanía, se pudo ver en varios barrios y colonias de la ciudad a pobladores participando en sendos festejos amenizados con bandas de música de viento y grupos musicales.

En las calles de Tecpan se observó la presencia de efectivos de la Guardia Nacional, quienes exhortaron a la ciudadanía a aplicar las medidas de sanidad con el fin de prevenir contagios de Covid-19, sin llegar a aplicar la fuerza, sino la persuasión para que la gente haga conciencia sobre la gravedad del problema de salud que existe, sin que la gente mostrara interés. Así transcurrió la mayor parte de ese día en Tecpan.

A las 5 de la tarde, el Zócalo, aunque hubo presencia de personas, lució prácticamente vacío en comparación con años atrás, cuando a esa hora comienza la llegada de los contingentes representativos de las comunidades de El Súchil y El Cerrito, quienes en un ritual previo en el punto conocido como El Corte, al sur de la ciudad, se hermanan para enfrentar juntos al toro del barrio de La Capilla en la Topa del Toro en el centro de Tecpan, momento neurálgico de la fiesta pagana.

La llegada de los del Súchil y del Cerrito es seguida de los grupos representantes de los barrios y colonias de la cabecera municipal, quienes con su toro de petate al frente, buscan formar parte de la celebración.

Una fiesta centenaria, considerada una de las más importantes en el calendario de Guerrero, fue interrumpida por primera vez en su historia por una pandemia sanitaria al menos en sus actos más importantes, pues la fiesta se dio entre la gente de las colonias, quienes sin temor a un posible contagio, brindaban y bailaban dando rienda suelta a su alegría.