No está a discusión si son o no los restos de Cuauhtémoc: alcaldesa Foto: Especial

No está a discusión si son o no los restos de Cuauhtémoc: alcaldesa

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Feb 25, 2020

En Ixcateopan descansa el último tlatoani mexica, asevera Naucelia Castillos

Llegan al municipio calpullis, clubes y danzantes para conmemorar 524 años de su nacimiento

Se recibe a extranjeros sin rencor ni resentimiento; en este lugar se respeta y se da cobijo a todos


Ixcateopan, 24 de febrero. La alcaldesa de Ixcateopan, Naucelia Castillos Bautista, advirtió que no está a discusión si son o no los restos del “joven abuelo Cuauhtémoc, porque aquí es donde descansan sus restos y la tierra que lo vio nacer, los cuales reposan en este sagrado lugar”.

Pidió el reconocimiento a la grandeza, lealtad y patriotismo del último tlatoani mexica, quien “amó a su tierra y a su pueblo ofrendando su vida para darnos una patria soberana, merecida para todos los mexicanos”.

“Aquí está el altar a la patria y cuna de la mexicanidad; reconocemos el valor y la gallardía de Cuauhtémoc”, confirmó.

Expresó que en Ixcateopan se recibe a los extranjeros, como lo hizo Cuauhtémoc sin rencor ni resentimiento, porque en este lugar se respeta y se da cobijo a todos.

Manifestó que el entendimiento de los restos de Cuauhtémoc significan no la derrota, sino la ruta de las acciones de los ancestros que se han visto con la visita y conmemoración del joven abuelo.

“Donde acuden a rendir tributos y reconocer que está en su lugar que lo vio nacer y por eso vive y da identidad no solo a Ixcateopan, sino a los mexicanos”, indicó.

Este fin de semana los calpullis, clubes y asociaciones de danzantes llegaron a Ixcateopan para la conmemoración del 524 nacimiento de Cuauhtémoc dentro de la Cumbre 2020 Festival de la Mexicanidad Huéyi Tlatoani Cuauhtémoc, cuna de la mexicanidad.

Desde el viernes hasta este domingo cientos de personas integradas a los grupos y calpullis fueron llegando en caravanas llevando el fuego de la mexicanidad.

Otros atravesaron la plaza Eulalia Guzmán, donde se instalaron varios comercios de artesanías de Anáhuac, y arribaron hasta el templo de Santa María de la Asunción para comenzar con los tributos.

En las ofrendas y ceremonias cerca del mausoleo, donde se localizan sus restos mortales del último emperador azteca, las mujeres especialmente comenzaron a realizar los tributos y los ritos entre el copal, las flores, frutos, aceites y perfumes dedicados a Cuauhtémoc, mientras el sonido de los tambores sagrados llamados tlalpan huehuetl asociados a la fertilidad de la tierra, anunció la presencia de los actos para la conmemoración del natalicio de ultimo tlatoani mexica.

Conforme transcurrieron los días, la llegada de los clubes fue cada vez más impresionante, sobre todo los hombres que portaron vestimentas especiales y decorados maquillajes exóticos como elementos militares mexicas. Los atuendos multicolores, las plumas, y la danza brillaron en estos tres días dedicados a Cuauhtémoc. En el atrio del templo fueron colocadas flores para realizar las ceremonias de los calpullis, mientras que los voladores de Papantla, hacían sus hazañas en los aires.