Xaltianguis, víctima de la omisión

Escrito por  Nov 14, 2019

El enfrentamiento entre autodefensas ocurrido esta semana en Xaltianguis no ha hecho más que reflejar el vacío de autoridad en esa comunidad, que ha estado en poder de grupos civiles armados, en tanto la población ha quedado en medio, como el jamón del sandwich, y ha pagado las consecuencias de la omisión gubernamental.

El informe de la Fiscalía General del Estado (FGE) en cuanto al decomiso de nueve chalecos tácticos, dos chalecos antibala, 17 radios de comunicación, 24 teléfonos celulares, cartuchos útiles, 37 armas de fuego, entre largas y cortas de uso exclusivo del Ejército, dos cubos metálicos de aproximadamente un metro para fabricar bombas caseras, un dron, dos computadoras y 15 vehículos, dibuja de cuerpo entero la capacidad de organización y el poder de fuego del autollamado Sistema de Seguridad Xaltianguis (SSX).

¿Todo ese armamento era para resguardar a la población? ¡Quién sabe! Lo que sí se sabe es que tiene su origen en la permisividad, si no complicidad, de la autoridad, que permitió la instalación de la autodefensa y su funcionamiento, en rivalidad con la Upoeg, a la que finalmente expulsó para sentar sus reales.

SSX y Upoeg han disputado el derecho de proteger a la población, con saldo de enfrentamientos con muertos y la expulsión de medio centenar de familias con la condescendencia de quienes tienen la responsabilidad legal de guardar el orden.

Este miércoles, los desplazados atribuyeron lo ocurrido en Xaltianguis “a la omisión de los tres niveles de gobierno”.

Aseguraron que en los últimos seis meses interpusieron 25 denuncias en la FGE. Nunca hizo nada la Fiscalía.

Acusaron a la Presidencia Municipal de mantenerse al margen de la situación de inseguridad, a pesar de las constantes peticiones de ayuda que le hicieron; igual se quejaron de la Comisión de los Derechos Humanos del estado.

Finalmente, es de suponerse que con el operativo policiaco-militar efectuado este miércoles se ha rescatado a Xaltianguis y restablecido el orden y la seguridad.

SSX fue expulsado momentáneamente de la comunidad y se ha establecido vigilancia oficial a cargo de más de un centenar de agentes; habrá que esperar qué sigue. n