Malestar en el Ejército

Escrito por  Oct 31, 2019

Lo que dijo el presidente del Comité de Control y Desempeño Institucional de la Sedena, general Carlos Gaytán Ochoa, el 22 de octubre –pero divulgado apenas ayer–, en un desayuno oficial, con seguridad no sólo causó estupor, sino que cimbró al resto del gobierno federal, pues de sus palabras puede deducirse que en el instituto armado han crecido el malestar, la incomodidad, la insatisfacción y la preocupación por la manera en que es conducido el país. Y el hecho de que estuviera presente el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval González –quien, con toda seguridad, conocía los términos y el tono del discurso–, le da rango de postura oficial.

Dijo que, “como soldados, nos sentimos ofendidos”. Señaló que “la ideología dominante, que no mayoritaria, se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda, que acumularon durante años un gran resentimiento”.

Recordó que el actual gobierno “representa aproximadamente a 30 millones de mexicanos”, por lo cual “no podemos soslayar que el hoy titular del Ejecutivo ha sido empoderado legal y legítimamente”. Sin embargo, observa “que los frágiles mecanismos de contrapeso existentes han permitido” su fortalecimiento adicional, que propicia “decisiones estratégicas que no han convencido a todos”.

Ello “nos preocupa, toda vez que cada uno de los aquí presentes fuimos formados con valores axiológicos sólidos, que chocan con las formas con que hoy se conduce al país”.

Luego una frase que podría interpretarse como un marcar distancia del Presidente: en primer lugar, la “lealtad para con el pueblo de México, ¡sí!, para con el pueblo de México”.

Ayer mismo los senadores de la Comisión de Defensa Nacional manifestaron su apoyo a las Fuerzas Armadas, a modo de hacerles sentir el reconocimiento de las instituciones del país ante el valioso y valeroso servicio que prestan en el combate al crimen organizado y ante desastres naturales. n