Asuntos menores

Escrito por  Sep 12, 2019

Mientras los diputados locales dedican buena parte del tiempo y de las capacidades del Poder Legislativo a pugnas, conflictos y hasta reyertas internas, las deudas –derivadas de omisiones legislativas– ahogan a muchos ayuntamientos del estado, en específico las que se refieren a laudos que administraciones anteriores causaron o dejaron de pagar.

El brete en el que el Tribunal de Justicia Administrativa del estado ha puesto al ayuntamiento de Taxco es muestra clara de ello y de la urgencia de legislar en esa materia.

Como publicó ayer este diario, la instancia jurisdiccional sentenció a ese gobierno municipal, cuyo presidente es un destacado militante del PAN, no sólo a cubrir los laudos que no ha pagado porque, en esencia, no tiene recursos con qué hacerlo, si bien son consecuencia de actos cometidos por gobiernos anteriores; también a los integrantes de su comuna, que son 12 ediles, a pagar una multa superior a los 120 mil pesos, a razón de 10 mil 138.80 pesos cada uno, como sanción por no haberlo hecho.

Y así como Taxco, es lamentable que, mientras muchos de los gobiernos municipales hacen malabares en el filo de la navaja financiera por obligaciones que no se habrían producido si los antecesores hubieran manejado los conflictos laborales con sensatez y los hubieran resuelto con presteza, los diputados del Congreso local están enfocados en asuntos menores.

Por ejemplo, la que antes fue fracción mayoritaria, Morena, prefiere quedar en minoría respecto del resto de las fracciones y representaciones con tal de llevar hasta las últimas consecuencias la expulsión de uno de sus integrantes, en una pugna que todos los días trasciende los muros del Congreso; o los legisladores polemizan con un diputado federal, también de ese partido, por haberse tomado tres semanas de vacaciones, o se enfrascan en un debate por la asignación de la presea Sentimientos de la Nación.

Mientras tanto, las congojas de los alcaldes, por lo visto, van para largo. n