Imprimir esta página

Comunitarias imbatibles

Escrito por  Ago 07, 2019

Acorde con la imparable ola de violencia, las policías comunitarias vuelven a saltar a la palestra envueltas en la sospecha y las acusaciones entre ellas mismas de estar involucradas con la delincuencia.

La senadora Nestora Salgado, ex comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, sacó a relucir el tema al manifestarse para que, desde el mismo pueblo, haya una depuración de las policías “a fin de que la corporación no se contamine con personas del crimen organizado”.

Consideró que deben ser el pueblo y las asambleas quienes hagan el trabajo de limpiarla.

Mas las ideas de la legisladora patinan en la utopía, pues sabido es que la inmensa mayoría de las policías comunitarias o autodefensas no fueron creadas por las comunidades.

Eso, por un lado; por otro, del plan anunciado el reciente 31 de enero en Tepecoacuilco por el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, para “recuperar el control territorial en todo el país y restituir la autoridad y el respeto a la ley”, nada se ha sabido, a pesar de los seis meses transcurridos ya.

El subsecretario dijo entonces que el gobierno federal trabajaba en un plan para la desarticulación de las autodefensas, policías comunitarias o ciudadanas que operan en el estado; señaló que “hay unos que son legítimos y otros que son grupos de paramilitares o responden a los intereses de las bandas de la delincuencia organizada”.

En tanto la administración estatal se ha declarado incapaz de resolver el problema y lo ha dejado en manos de la Federación, parece que a Gobernación se le olvidó el plan, pues nunca más ha vuelto a hacer mención del mismo, mientras las autodefensas adquieren más fuerza. n