¿Cómo quedan los hermanos Sandoval Ballesteros?

Escrito por  Jun 19, 2019

La comidilla de la clase política no ha dejado de ser el desempeño de los hermanos Sandoval Ballesteros (Pablo Amílcar en la delegación en Guerrero e Irma Eréndira en la Secretaría de la Función Pública) en el gobierno federal.

Incluso, en la Cámara de Senadores se llegó el momento en que el hecho fue aprovechado ya por los opositores para golpear a Morena, sin llegar a mayores.

En la entidad se ha colocado en el tapete de la controversia qué haría Irma Eréndira llegado el momento en que tuviera que investigar a su hermano.

Pero no se había abordado el tema como un caso de nepotismo, sino como un conflicto de interés.

Finalmente, ayer la pregunta afloró inevitablemente en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fue enfocada en el sentido de que si la permanencia de los hermanos en la función pública no constituye un acto de nepotismo.

El jefe del Ejecutivo federal contestó que no “porque ocupan cargos distintos” en su gobierno y “la función de ambos son completamente diferentes”.

Abundó que pedirá que le informen si dos hermanos en áreas distintas del gobierno pueden trabajar o no; se comprometió a comunicar la respuesta en la conferencia de hoy miércoles. “No lo afirmo, porque no lo tengo claro, si en este caso está prohibido o no está permitido, pero mañana lo vamos a saber aquí”, reforzó.

Si se conoce como nepotismo la predilección que algunos funcionarios poseen respecto a su familia a la hora de hacer concesiones o contratar empleados, habría que establecer que los hermanos no son familiares del Presidente.

Más bien, podría brincar la liebre por el lado del conflicto de interés; habría que aterrizar si a la hora de una investigación al hermano sería suficiente con que ella se mantenga al margen, como dice el Presidente que le ordenó ya.

Según lo anunciado por el mismo López Obrador, el desenlace se conocerá en la mañanera de este día. Hoy se despejará la incógnita que ha flotado en el ambiente. n