SEG, caos por todos lados

Escrito por  Mar 02, 2019

La Secretaría de Educación Guerrero (SEG) sigue dando de qué hablar; a pesar del paso de los sexenios, se resiste a dejar a un lado los reflectores y se mantiene en el centro de la controversia.

La advertencia de que en Guerrero se avecina un conflicto magisterial parecido al surgido en el estado de Michoacán, ante el anuncio de que más de 5 mil maestros podrían quedar sin cobrar su salario en la primera quincena de marzo por no alcanzar los beneficios del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone), agudiza los problemas en que se ha visto envuelta.

Las cotidianas movilizaciones de docentes y padres de familia, que arrastran a los alumnos a las calles para inconformarse por falta de profesores o conflictos interescolares y ahora la probabilidad de que miles de los que operan desprotegidos de un techo presupuestal se queden sin pago, no son los únicos conflictos que convulsionan a la SEG, sino también tiene cuentas pendientes con la Auditoría Superior de Federación (ASF).

Así, en la auditoría 938, la ASF informa que hizo una verificación física de 177 centros de trabajo en Guerrero, financiados con los recursos del Fone 2017, y no halló a 162 empleados adscritos durante el ejercicio fiscal de 2017, que recibieron pagos por 32 mil 500 pesos, lo cual ocasionó un probable daño al erario de 32 millones 499 mil 987.74 pesos.

En el mismo documento se informa de otro presunto daño, por un monto de 5 millones 314 mil 526.73 pesos, por haber hecho pagos con recursos del Fone a trabajadores posteriores a su fecha de baja de la dependencia.

Se especifica que “la SEP realizó mil 863 pagos indebidos al gobierno del estado de Guerrero por cuenta y orden de la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG)”, por el monto mencionado, a 679 trabajadores, posteriores a su fecha de baja de la dependencia, los cuales contaron con 986 plazas, adscritos a 603 centros de trabajo.

No es todo: en la auditoría 928, la ASF revela que al gobierno estatal se le entregaron 844 millones 500 mil pesos para el Programa Apoyos a Centros y Organizaciones de Educación (U080) en 2017, para cuya administración la SEG contrató siete cuentas bancarias, pero “se constató que a tres de ellas no les dio uso específico, toda vez que incorporaron recursos de otras fuentes de financiamiento, por la cantidad de 27 millones 407 mil 400 pesos”.

Explica que al Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Guerrero (Cecyteg) le fueron transferidos 9 millones 556 mil pesos de un convenio, por lo que abrió una cuenta bancaria a la que “no dio uso específico, ya que incorporó recursos de otras fuentes de financiamiento por 188 mil pesos”.

Ello motivó diversas observaciones por probable daño al erario. En consecuencia, deberá acreditar el uso de los recursos ante ese órgano de fiscalización con la evidencia documental de su destino y aplicación en los objetivos.

Algo más: la ASF informa de un presunto daño de 64 millones 28 mil 495.62 pesos por pagar nóminas del Cobach con recursos del programa U080, sin disponer de la documentación justificativa y comprobatoria del gasto, de acuerdo con el Convenio de apoyos financieros extraordinarios no regularizables, cantidad que fue transferida a este sistema educativo, para lo que abrió una cuenta bancaria a la que no se le dio uso específico, ya que transfirió el total de los recursos a otra cuenta bancaria.

No es menor el embrollo en el que la SEG está metida; por un lado es incapaz de mantener el orden y la tranquilidad en las escuelas; por otro, está a punto de dejar sin pago a miles de docentes que sí trabajan y se ha dedicado a pagar a otros que no lo hacen, además de manejar de manera sospechosa recursos que le han transferido. n