Imprimir esta página

La amapola de Guerrero

Escrito por  Feb 28, 2019

Luego de que la Secretaría de la Defensa Nacional diera a conocer, hace días, que del total del plantíos de amapola destruidos por sus soldados en el país, 79 por ciento estaban en Guerrero, el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan volvió a dar la voz de alerta, pues ya lo había hecho antes, acerca de la terrible condena que esos datos significan para los más pobres de la entidad, es decir los campesinos que se dedican a la siembra de ese opiáceo.

Como efecto colateral, la destrucción de la amapola en las montañas guerrerenses fortalece el mercado del fentanilo, el compuesto sintético que ha reemplazado a aquella droga en el mercado de Estados Unidos y cuyos efectos resultaron ser tan poderosos que han dejado una estela de muertes entre usuarios desprevenidos o desesperados que se han excedido, así sea un poco en la dosis.

La acción del Ejército, como es de suponer, no ha ido acompañada de alternativas para paliar la grave crisis que su acción genera en la economía de las familias afectadas. Pero aunque lo fuera, el efecto es demoledor porque no hay por ahora otro cultivo que deje el margen de utilidad que deja la amapola.

Esto, en palabras llanas, significa más miseria para los más pobres.

El gobernador Héctor Astudillo Flores dio muestra, hace ya años, de comprender el círculo vicioso de este problema, y por eso apremió a la despenalización del cultivo y la comercialización de la amapola. Pero esta visto que el gobierno federal no va al mismo ritmo.

Es urgente que la Federación empuje la despenalización no sólo de la mariguana con fines recreativos, sino también de la amapola con fines medicinales, pues esa acción abarataría los costos que hoy suponen la importación de anestesias de uso quirúrgico en la red de establecimientos de salud pública del país y estaría acorde a la política de ahorro que impulsa la administración federal. Y no sólo eso, sino que también ayudaría a quitarle presión a la guerra que hoy desarrollan grupos de civiles armados en Guerrero por el control de los territorios. Como es fácil advertir, sería una medida de efectos simultáneos, y todos benéficos. n