Imprimir esta página

Promoción junto con mejoras

Escrito por  Ene 29, 2019

Habrá que reconocer que fue buena decisión del gobernador Héctor Astudillo Flores la de llevar a la Feria Internacional de Turismo (Fitur), celebrada en Madrid, España, la representación de Guerrero con fines turísticos.

Si no vienen los estadunidenses, ni los canadienses, hay que animar a los europeos.

Astudillo Flores consideró de vital importancia para la entidad promover sus principales destinos turísticos; “venimos a vendernos, venimos a ofrecernos y a colocarnos como una alternativa de destino turístico en México”, expresó entusiasmado el día 25.

Recordó que del 7 al 10 de abril próximo se realizará el Tianguis Turístico 2019 en Acapulco, y el Abierto Mexicano de Tenis, del 25 de febrero al 2 de marzo.

Hasta ahí, todo muy bien allá. Acá, el prieto en el arroz lo sigue constituyendo la imparable violencia y la incapacidad gubernamental para someterla.

El hecho ha originado que el gobierno de Estados Unidos mantenga al puerto en la alerta que sugiere a los norteamericanos no visitar Acapulco. Si de por sí antes de llegar la ola sangrienta ya no venían al preferir otros destinos con más atractivos, ahora menos.

Peor aun, la delincuencia ha arrebatado impunemente a la autoridad la bandera que con singular alegría blandía diciendo que en la franja turística nada violento ocurría y que los turistas podían venir con toda confianza.

Ya no es así; el blindaje fue perforado por las balas del crimen; si bien es cierto que los ataques no han sido contra los visitantes, no menos cierto resulta que han sucedido hechos lamentables que los han afectado, así los consideren colaterales.

Por otro lado, mientras en la Fitur presentaron a Acapulco como la alternativa para el paseante, las autoridades no han querido resolver el problema de las descargas de aguas negras que desembocan al mar, incluida la playa certificada de Icacos.

Listas e ingeniosas como son, han ordenado colocar tapones de cemento para impedir la llegada al mar, pero al poco tiempo, la fuerza de las aguas pestilentes los rompen con las consabidas consecuencias.

Ojalá que la promoción que hagan al destino en el ámbito internacional la realicen en paralelo con las mejoras, pues no resulta muy convincente el que, siendo las playas el único atractivo que ofrece el puerto, estén invadidas por la inmundicia. n