Expectativa en la SEG

Escrito por  Dic 06, 2018

Con toda seguridad, los aprietos y vicisitudes que conlleva el arduo oficio de gobernar han de parecer más fáciles cuando se les mira desde lejos, desde la oposición política o desde el sofá del analista, el escritorio del crítico o el escaparate del comentarista. Y ese ha de ser factor decisivo para que el público no logre comprender cómo problemas o deficiencias de gobierno que en apariencia podrían ser resueltos con suma facilidad, en la realidad perduren por un tiempo mucho mayor a cualquier plazo considerado razonable.

Este ha sido el caso de la aparente incapacidad crónica de la Secretaría de Educación Guerrero para prever las ausencias definitivas de maestros en las escuelas de educación básica de la entidad.

Visto desde la perspectiva de un ciudadano de a pie, resulta incomprensible que –un día sí y otro también– grupos de padres de familia y de profesores de planteles de todo el estado protesten en todos los tonos, desde simples demostraciones con pancartas hasta bloqueos de carreteras por muchas horas, debido a que la dependencia no atiende su demanda de cubrir las vacantes dejadas por maestros que causaron baja definitiva porque tomaron su jubilación o porque murieron o por cualquier otra causa.

Por supuesto, si la dependencia tiene en sus archivos los datos personales de sus trabajadores, puede saber con mucha anticipación cuándo llegarán a la edad de jubilarse, o cuándo habrán acumulado las horas de trabajo necesarias para ello, y por eso es incomprensible que el mismo conflicto le salte por todos los rumbos de la entidad una y otra vez hasta el infinito.

¿Cuánta responsabilidad tuvo en ello el funcionario que recién renunció a la titularidad de la dependencia? ¿Cuánto puso de sí para enredar las cosas de tal manera que ésta no tuviera capacidad para resolver algo en apariencia tan sencillo?

Tal vez el desempeño del nuevo titular, quien apenas ayer tomó posesión del cargo, arroje luz al respecto, porque, de cualquier manera, este relevo puede ser la oportunidad para enderezar ciertos modos de gestionar los problemas en la dependencia. n