Desafío sin respuesta

Escrito por  Oct 24, 2018

Además de hiperactiva, valiente se ha mostrado la alcaldesa Adela Román Ocampo; su actividad es imparable, por un lado, en tanto por otro, emite declaraciones sobre problemas como el de inseguridad, sin dejar entrever el menor temor.

El incremento en los hechos violentos de los últimos días es un claro mensaje de la delincuencia para su gobierno, expresó ayer; luego, advirtió que no por ello dejará de actuar en materia de seguridad. Dijo que no tiene miedo.

Los acapulqueños consideran que no es con posturas ni declaraciones como ha de combatirse a la delincuencia. Les agrada que la alcaldesa se muestre valiente, pero esperan más que una buena actitud.

Por eso mismo, es importante que agilice la entrega de la Secretaría de Seguridad Pública y proponga ya a quien estará al frente para que se organice a la corporación y empiecen los policías a desempeñar su labor como debe ser, pues al desafío de la delincuencia deberá responder no con palabras, sino con acciones.

Ya el gobernador Héctor Astudillo Flores declaró que no conoce la propuesta de la alcaldesa del nuevo titular, pero dijo que si ella la avala, el gobierno del estado la aceptará y apoyará.

Asimismo, consideró que es lógico que con las acciones que se están llevando a cabo en la policía municipal se haya afectado algún interés de grupos delictivos, por lo que coincidió con la presidenta municipal en que hay un mensaje de la delincuencia para el gobierno de la ciudad.

Respecto al mismo tema de la inseguridad, el comandante de la Novena Región Militar, Juan Manuel Rico Gámez, consideró que “se ha dado un pequeño repunte” en hechos violentos en Acapulco, donde se buscará crear el Grupo de Coordinación Especial de Acapulco.

El anuncio deja espacio a la confusión, pues se supone que ese grupo ya funcionaba y nunca se informó que se hubiera desmantelado, pero además confunde el que por un lado opere el Grupo de Coordinación Acapulco (GCA) y por otro el Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), cuando se supone que es el GCG el que se encarga de coordinar a las fuerzas militares y policiacas encargadas de la seguridad en la entidad, incluido Acapulco.

No estaría de más que quien tenga que hacerlo explique cómo operan ambos grupos, porque podría entenderse que el GCG no se ocupa de Acapulco porque ya cuenta con el GCA.

Mención aparte merece lo expuesto por el secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame, quien externó que en materia de seguridad se está esperando el inicio de la próxima administración federal para saber cómo se adaptará la estrategia de combate a la delincuencia, lo que confirma que hoy en día, demostrada la incapacidad para someter al crimen, ya no hay ni intentos de mejorar estrategias, manteniéndose todo en suspenso en espera de que inicie la nueva administración federal y tome su ritmo. n