En entredicho

Escrito por  Sep 26, 2018

Independientemente del resultado final que arroje el aseguramiento de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Acapulco, el operativo realizado no envía ningún mensaje positivo a la población en cuanto a la labor que venían desempeñando la Policía Municipal y la Policía Vial.

De momento, lo que se informa es de sospechas que había sobre probable infiltración del crimen organizado, así como de la falta de resultados en el combate a la delincuencia.

La ausencia de resultados no requiere mayor explicación porque está a la vista, y si aunado a ello las sospechas de infiltración se llegan a comprobar, se vendrá abajo definitivamente la versión que en forma sistemática ha venido sosteniendo la administración municipal, en el sentido de que el municipio está haciendo lo que le corresponde en el combate a la delincuencia, misma que, ante la imparable ola de sangre que baña al puerto, ha resultado de por sí inverosímil.

Por otro lado, habrá resultado un fiasco el hecho de que, según el mismo gobierno municipal, 85 por ciento de los policías hayan sido certificados, afirmación que con mucho orgullo ha hecho la alcaldía cada vez que Federación y estado han acusado a los ayuntamientos de no estar haciendo su parte en el ataque a la inseguridad.

Habrá que decir, por otra parte, que la inmovilización de los policías municipales alienta a los acapulqueños por una doble razón: los guardianes serán sometidos a investigación y, a partir de ahora hasta que los gobiernos federal y estatal lo determinen, serán los policías estatales los que, apoyados por Ejército, Marina y Policía Federal, se encarguen de brindar seguridad a la población.

Para nadie debió pasar inadvertido el que hace algún tiempo la Policía Municipal fue excluida de los convoyes que, formados por marinos, soldados, policías federales y estatales, recorrían la ciudad, debido a la falta de confianza hacia los uniformados locales.

Independientemente de todo ello, no resta más que esperar las conclusiones a las que lleguen las autoridades en torno a las investigaciones que hagan a los guardias dependientes del municipio, que serán las que revelen a la gente en manos de quiénes se encontraba. n