43: ni un paso atrás

Escrito por  Sep 22, 2018

El revocar el Primer Tribunal Colegiado del Decimonoveno Circuito el fallo del Tercer Tribunal Unitario del Decimonoveno Circuito, que en julio pasado declaró imposible crear la Comisión de la Verdad y la Justicia que investigue de nuevo la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, amplía las probabilidades de llegar finalmente a la verdad y de castigar a los responsables.

Ello, si se toma en cuenta la disposición que en el mismo sentido ha manifestado tener el presidente electo de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador.

Queda claro que la actual administración, que encabeza Enrique Peña Nieto, mantendrá hasta el último momento su resistencia a que se descubra lo que realmente ocurrió y se finquen responsabilidades.

Tocará a López Obrador profundizar sobre el caso venciendo resistencias que se negarán a morir aun después de terminado el actual sexenio, pero contando con el apoyo de los padres de los desaparecidos, organizaciones sociales locales y organismos internacionales que no sólo han estado pendientes del problema, sino han participado en las indagaciones, y cuyo esfuerzo se ha estrellado contra el muro de la oposición gubernamental.

Es interesante preguntarse qué ocurrirá en el caso de que quienes, si son responsables, se encuentren colocados en alguno de los poderes de la nación gozando de fuero, como es el caso específico del senador Miguel Ángel Osorio Chong, piedra angular en las decisiones de la Federación en torno a las supuestas investigaciones en su posición de secretario de Gobernación.

Osorio Chong, lo mismo que el presidente Peña Nieto, se aferra a la versión de la “verdad histórica” que sostiene que los jóvenes fueron incinerados en el basurero de Cocula, así lo rechacen médicos forenses argentinos.

En sesión celebrada el jueves 13 pasado en el Senado, el senador Félix Salgado Macedonio rechazó “la verdad histórica” y advirtió: no queremos cuentos chinos; “Osorio sabe lo que pasó”.

En tanto el gobierno mantiene su afirmación de que los resultados de sus investigaciones fueron contundentes, Osorio Chong expresó: “Nosotros queremos saber la verdad (pues ¿qué no la saben?)… las autoridades coludidas de diversos partidos de los que por cierto algunos provenían de ustedes en lo municipal y en lo estatal, no fueron más que la evasión de ellos lo que evitó tener elementos suficientes para desde un principio tener en claro qué es lo que sucedió”, reviró, cuidándose de no mencionar por qué el gobierno al cual perteneció metió pies y manos para no seguir las recomendaciones derivadas de las investigaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Y si bien hay indicios que permiten afianzar la posibilidad de que el próximo gobierno resuelva el caso, por hoy, en el marco del cuarto aniversario de la desaparición de los normalistas, que se cumplirá este 26, la zozobra permea y las protestas menudean recordando al gobierno que agoniza que no habrá rendición y que padres, normalistas de Ayotzinapa y organizaciones que los apoyan, seguirán hasta donde sea necesario hasta conocer la verdad y conseguir el castigo para los culpables. n