Apareció el peine

Escrito por  Ago 17, 2018

Después de las elecciones y conforme transcurrían los días, se dio a conocer a través de las autoridades electorales el triunfo arrollador de los candidatos del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), iniciando con su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador; los aspirantes al Senado, diputados federales y locales, alcaldes y regidores en la mayoría de los estados y municipios del país.

Probablemente ni el propio PRI ha tenido tal cantidad de votos ni de candidatos triunfadores, aun en los tiempos que era el partido aplanadora, por eso es que de inmediato sonaron las alarmas en los partidos políticos que veían mermada su presencia y poder en el ámbito nacional, y buscaron formas legaloides de tratar de restarle triunfos a Morena.

Una de esas maneras que encontraron para arrebatarle puestos a los morenistas fue el argumento de la sobrerrepresentación del partido de López Obrador en los congresos locales, por lo que acudieron al Instituto Nacional Electoral (INE).

La propuesta de la sobrerrepresentación la apoyaron con la explicación que el Congreso de la Unión debe ser un verdadero contrapeso del Poder Ejecutivo, evitando que el partido en el gobierno tenga más porcentaje de legisladores que de votos e incurra en los abusos en la Cámara de Diputados.

Justificando que las mayorías aplastantes propias del viejo régimen del PRI no tienen ya cabida en un régimen democrático. O sea, antes, con el PRI ¿no teníamos un régimen democrático?

Este embate, encabezado principalmente por el PAN, le ha costado a Morena varios cargos de representación popular: en Guerrero, dos diputaciones plurinominales y una alcaldía, más lo que se acumule en la semana.

También el PAN anda impugnando la sobrerrepresentación morenista en el Congreso de la Unión, lo cual anda insistiendo ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para que se aboque a restarle mayoría a Morena.

Ahora bien, al menos en Guerrero, según declaraciones emitidas ayer por el delegado nacional de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, asegura que existió presión del sistema para que el TEE dictaminara revocar las diputaciones plurinominales a su partido.

Dijo que, como muestra de esa presión, está la filtración de información hacia personajes del gobierno estatal, pues el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, escribió en su cuenta de Twitter que le habían revocado a Morena el triunfo en Tecoanapa, cuando todavía no sesionaba el tribunal, no concluía el recuento de votos y no había resultados. ¿Cómo le hizo para adivinar esa revocación?

Siendo así la situación, esperemos los resultados a tantas impugnaciones antes de que los legisladores asuman sus cargos este 1º de septiembre.