El dolor no acaba

Escrito por  Jun 19, 2018

Como si de algo sirviera, miembros de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual e Intersexual (LGBTTTI) del estado hicieron oír su voz para repudiar el asesinato de Rubén Estrada –líder y representante de la Comunidad Gay de Taxco–, Carlos Uriel y Roberto Vega, activistas de los derechos lésbico-gay, acribillados este fin de semana.

Orlando Pastor, director de la diversidad sexual del gobierno municipal de Chilpancingo, representante de la comunidad LGBTTTI y activista de la diversidad sexual, expresó su temor a que, al igual que otros cometidos en años pasados, estos asesinatos queden en la impunidad.

El hecho ratifica que no sólo en Guanajuato, sino también en Guerrero, la vida no vale nada.

Este segar cotidiano de vidas humanas, como común denominador, lleva el sello de la impunidad. Pero, en todo caso, a los guerrerenses no les importa tanto que detengan, procesen y condenen a los criminales, sino que no maten a sus familiares.

Es decir que lo más importante no es la persecución de los criminales y su detención, sino la prevención del delito.

Orlando Pastor  anunció que este día los colectivos del estado de Guerrero y algunos del país se concentrarán en la ciudad de Taxco para marchar en exigencia de justicia a los tres ámbitos de gobierno, pero no mostró confianza en que de algo sirva, pues apuntó que en los meses recientes se ha denunciado 11 asesinatos de sus representados en la Fiscalía General del Estado, y ni uno solo se ha resuelto.

Ayer, el sepelio en Taxco fue el reflejo del dolor, pero también el de la indignación porque el gobierno ha sido incapaz de garantizar la seguridad de sus gobernados, y el de la impotencia, porque nada, ni las marchas, ni las oraciones, ni las caminatas silenciosas, han tenido peso alguno para que las autoridades hagan su trabajo.

A pesar de que la modernización indicaba que transformar la Procuraduría General de Justicia del Estado en Fiscalía General del Estado, y dotarla de autonomía, significaría un salto hacia adelante en la procuración de justicia, parece que saltó hacia atrás. n